Plano comercial global - Fuente foto Google - Data Urgente

China y Estados Unidos en disputa comercial en una OMC perversa

El sentido de las rondas de consultas, por diferendos comerciales entre países, encuentra en la Organización Mundial del Comercio una caja de resonancia, un ámbito natural donde los propios argumentos técnicos suelen reproducirse en ves de reformularse. El papel de mediador, de búsqueda de consensos de políticas comerciales en disputa de las potencias olvida los daños colaterales de la globalización financiera, sus excluídos estructurales, el desmanejo del medio ambiente y la inequidad redistributiva energética. ¿A qué van entonces China y Estados Unidos a la OMC?

 

Por Eduardo Camín

La brisa es serena en la ciudad de Calvino, mientras tanto el color del verano paulatinamente deja paso al torbellino de hojas amarillas del otoño. Frente al Jardín Botánico de Ginebra en uno de esos parques idílicos se encuentra la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Pero el ambiente no está para hacernos sentirnos mejor, todo es competencia, comercio y rentabilidad, y en ese marco de crisis capitalista; China inicia procedimientos de solución de diferencias en relación con los derechos impuestos por los Estados Unidos a las células solares y las medidas relacionadas con la energía renovable

En efecto, China ha solicitado la celebración de consultas con los Estados Unidos en el marco del sistema de solución de diferencias de la OMC en relación con los derechos de salvaguardia impuestos por EEUU a las importaciones de productos fotovoltaicos de silicio cristalino. Asimismo, China ha solicitado celebrar consultas con Washington en el marco del sistema de solución de diferencias de la OMC en relación con las medidas estatales y municipales que otorgan incentivos al uso de productos y tecnologías de energía renovable de origen estadounidense.

Ambas solicitudes fueron distribuidas a los miembros de la OMC el 16 de agosto.Estas vicisitudes del capitalismo no son nada nuevo, aunque esta vez la disputa es de pesos pesados de la economía mundial, y las consecuencias pueden ser fatales para la globalización.

Tampoco este contencioso ha sido un azar cuando EEUU señaló que el 19 de diciembre que habían solicitado la autorización del OSD para suspender concesiones con respecto a la India debido a que, a su juicio, esta no había cumplido las resoluciones en esta diferencia antes de que expirara el plazo para la aplicación, el 14 de diciembre de 2017. No deberíamos olvidar que la India produce tecnología de alta definición y compite directamente con las plataformas americanas.

El 3 de enero, la India presentó una comunicación en la que se opuso a la solicitud estadounidense. Sin embargo, EEUU dijo que la India no indicó en ningún lugar de su comunicación que “impugna[ra] el nivel de la suspensión propuesta” por ellos, lo que automáticamente activaría un arbitraje sobre la cuantía de la retorsión, de conformidad con el párrafo 6 del artículo 22 del Entendimiento sobre Solución de Diferencias (ESD) de la OMC.

Por consiguiente, el OSD necesitaba que la India aclarase si estaba impugnando el nivel de la suspensión propuesto por los Estados Unidos; si era así, la cuestión se sometería a arbitraje de conformidad con el párrafo 6 del artículo 22, si no, el OSD debía conceder a los Estados Unidos la autorización para suspender concesiones.

 Órgano de Solución de Diferencias (OSD)

La solución de diferencias comerciales es una de las actividades básicas de la OMC. Se plantea una diferencia cuando un gobierno Miembro considera que otro gobierno Miembro está infringiendo un acuerdo o un compromiso que ha contraído en el marco de la OMC. La OMC cuenta con uno de los mecanismos de solución de diferencias internacionales más activos del mundo: desde 1995 se han planteado más de 500 diferencias ante la OMC, y se han publicado más de 350 fallos.

El Consejo General se reúne en calidad de Órgano de Solución de Diferencias (OSD) para examinar las diferencias entre los Miembros de la OMC. Esas diferencias pueden plantearse con respecto a cualquiera de los Acuerdos comprendidos en el Acta Final de la Ronda Uruguay que esté abarcado por el entendimiento relativo a las normas y procedimientos por los que se rige la solución de diferencias (ESD).

El OSD tiene la facultad de establecer grupos especiales de solución de diferencias, someter los asuntos a arbitraje, adoptar los informes de los grupos especiales y del Órgano de Apelación, así como los informes arbitrales, vigilar la aplicación de las recomendaciones y resoluciones que figuran en dichos informes, y autorizar la suspensión de concesiones en caso de incumplimiento de esas recomendaciones y resoluciones.

En realidad, la solicitud de celebración de consultas inicia formalmente una diferencia en la OMC. Las consultas dan a las partes la oportunidad de debatir la cuestión y encontrar una solución satisfactoria sin llegar al litigio. Pasados 60 días, si las consultas no han permitido resolver la diferencia, el reclamante puede pedir que la resuelva un grupo especial.

El objetivo preferente del EDS es que los Miembros resuelvan las diferencias entre ellos de un modo compatible con los Acuerdos de la OMC (párrafo 7 del artículo 3 del ESD). En consecuencia, las consultas bilaterales entre las partes son la primera etapa del sistema formal de solución de diferencias (artículo 4 del ESD).

Estas consultas dan a las partes la oportunidad de debatir la cuestión y encontrar una solución satisfactoria sin recurrir al litigio (párrafo 5 del artículo 4 del ESD). Sólo cuando estas consultas obligatorias no han proporcionado una solución satisfactoria en un plazo de 60 días podrá el reclamante pedir la resolución por un grupo especial (párrafo 7 del artículo 4 del ESD). Incluso cuando las consultas no resuelven la diferencia, las partes siempre tienen la posibilidad de encontrar una solución mutuamente convenida en una etapa ulterior del procedimiento. (2)

Hasta ahora la mayoría de las diferencias en la OMC no han pasado de la etapa de consultas, bien porque se encontró una solución satisfactoria o bien porque el reclamante decidió por otros motivos no llevar adelante su demanda. Esto demuestra que las consultas suelen ser un medio eficaz de resolver las diferencias en la OMC, y que las instancias jurisdiccionales y de aplicación no siempre son necesarias, ni mucho menos.

Roberto Azevedo se lavó las manos

Junto con los buenos oficios, la conciliación y la mediación, las consultas son el principal instrumento no judicial/diplomático del sistema de solución de diferencias de la OMC. Las consultas permiten que las partes esclarezcan los hechos del asunto y las alegaciones del reclamante, disipando posiblemente los equívocos en cuanto a la naturaleza real de la medida en litigio. En este sentido, las consultas sirven para sentar las bases de una solución o para llevar adelante el procedimiento con arreglo al ESD.

La otra cara del Informe

Hablamos de crisis capitalista cuando los centros financieros, sus bolsas de valores suben o bajan en el gran casino de las finanzas, cuando el engranaje del comercio mundial se ahoga en sus propias contradicciones, pero matar de hambre a más de900 millones de habitantes, condenar al desempleo y la precariedad al 80% del planeta, dejar sin agua al 45% de la población mundial, derretir los polos, denegar auxilio a los niños y migrantes en las costas del Mediterráneo, o acabar con los árboles,  ya no es suficiente rentable para 200 0 300 empresas multinacionales y un puñado de millonarios.

Asistimos día tras día al vergonzoso espectáculo del capitalismo neoliberal; por lo tanto, no se puede hablar hoy de la crisis del multilateralismo, es algo que viene de larga data. La ronda de Doha fue lanzada en 2001 y en realidad no se pudo cerrar nunca. Hoy al interior de las reuniones del Consejo General en Ginebra insinúan a voz baja todos los problemas que traen los políticas de Trump, donde se realinearon las alianzas de los países en un barajar y dar de nuevo.  No está claro hacia donde encamina su rumbo el sistema de comercio internacional.

Una cosa que es real es que la OMC ha generado resistencia a lo largo y ancho del planeta. Algunos grupos buscan mejorar la agenda de negociación pensando que pueden incidir en los negociadores y otros que plantean directamente que la OMC en sí misma es una perversidad por las propias agendas que tienen.

Sabemos que la OMC no tiene una agenda solo comercial al igual que los Tratados de Libre Comercio (TLC)que nos imponen, no contemplan solo cuestiones comerciales o aranceles, es decir, los temas de las fronteras o cuanto impuesto le pongo como Estado a un producto que entra desde otro Estado.

Hoy el comercio abarca todos los temas que están en la OMC desde su nacimiento, por ejemplo, derecho de propiedad intelectual, servicios, inversiones, compras de los Estados. Hay distintos tipos de temas e incluso la incorporación de agricultura que no estaba en el espacio de negociación de la posguerra en temas comerciales. No hay reconciliación posible con esa agenda que viene a liquidar los subsidios que se le dan a los pequeños productores o el acceso al mercado de manera irrestricta.

Es la agenda de los países más industrializados y por eso hay una resistencia tan fuerte. En los últimos años, como consecuencia de estas políticas y de esta orientación neoliberal, hemos visto emerger algunos fenómenos relacionados con la globalización. Promoviendo políticas de liberalización y libre comercio en virtud de defender las finanzas, la propiedad y las inversiones, en desmedro de los derechos de los seres humanos en concreto.

**Periodista uruguayo, miembro de la Asociación de Corresponsales de prensa de la ONU. Redactor Jefe Internacional del Hebdolatino en Ginebra. Asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la).

 


Fuente de origen: Autor Eduardo Camín, Estrategia


Créditos de Data Urgente

Producción de la noticia: Data Urgente

Titular y bajada de redifusión: Hernán Giner

Edición general, planificación y gestión digital: Hernán Giner

Dirección del proyecto: Sebastián Salgado


 

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.