video

Pruebas de la piratería de Londres al capturar buque iraní

Irán denuncia que la reciente detención del superpetrolero Grace 1 en el estrecho de Gibraltar por la Marina británica constituye un acto de “piratería marítima”.

El Reino Unido capturó el pasado 4 de julio el buque Grace 1 cargado con crudo iraní, bajo el alegato de que este último se dirigía a Siria, y, por ende, el hecho violaba las sanciones de la Unión Europea (UE).

No obstante, Irán ha rechazado la acusación y calificado de imposible que el Grace 1, con dos millones de barriles de crudo, se haya dispuesto a atracar en el puerto sirio señalado por Londres, el cual ni siquiera tiene la capacidad física para albergar un navío de tal dimensión.

“Contrariamente a los alegatos del Gobierno británico, el destino de este petrolero no era Siria. De hecho, el puerto señalado en Siria ni siquiera tiene capacidad para acoger un superpetrolero como este”, dijo el domingo el vicecanciller de Irán para Asuntos Políticos, Seyed Abás Araqchi.

Fundamentándose en las evidencias circunstanciales y legales, Irán condena enérgicamente la detención y exige la pronta liberación del aludido navío. “Ninguna ley permite al Gobierno británico detener este petrolero”, resaltó Araqchi.

Empero, el Reino Unido insiste en que capturó el petrolero Grace 1 en cumplimiento con los embargos del bloque europeo en contra de Siria.

Sin embargo, ciertos países europeos, como España, han criticado la detención y la escalada de tensiones, al tiempo que aseguran que Londres procedió tras órdenes impartidas por Estados Unidos.

“Varias patrulleras de la Guardia Civil han estado asegurando la zona, pero estamos estudiando las circunstancias en las que se ha producido, puesto que ha sido una petición que ha dirigido Estados Unidos al Reino Unido”, declaró el jueves el ministro de Asuntos Exteriores de España, Josep Borrell.

Fuente de origen: HispanTV

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.