Estrasburgo condena a España por vulnerar la libertad de expresión

El caso de dos jóvenes que quemaron fotos de los reyes. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos estima que la quema de fotografías de los monarcas fue un acto de legítima “crítica política”. Condena a España a reintegrar los 2.700 euros de multa que impuso y a indemnizarlos con 9.000 euros.  Quemar fotos de los monarcas es un acto de crítica política y, por tanto, queda englobado dentro del derecho a la libertad de expresión. Así lo ha dictaminado el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por unanimidad este martes, que ha condenado a España por vulnerar la libertad de expresión de dos jóvenes catalanes que en 2007 quemaron fotos de los monarcas y fueron condenados a pagar 2.700 euros de multa cada uno de…