Macri y Hamad Jalifa Al Thani - Emir de Qatar - Fuente foto LPO - Data Urgente

¿El Emir de Catar contra los Mapuches?

Hamad Jalifa Al Thani, Emir de Qatar es dueño de 28 mil hectáreas de tierra patagónica, gracias al apoyo en la gestión inmobiliaria, para la compra de esas preciadas tierras, por parte de su amigo Mauricio Macri. Con un conocido en común, el emir es vecino de Joe Lewis, magnate inglés, también con relación cercana al presidente argentino. Los terratenientes foráneos en la patagonia suelen tener problemas con los habitantes del lugar: Mapuches y lugareños. Las tierras sagradas y el acceso al lago escondido resultan tema de discusiones permanentes. ¿Macri de qué lado está?

Macri Bullrich EEUU

Macri imita a la dictadura argentina y entrena al GEOF con EEUU

El gobierno argentino de Mauricio Macri está cada vez más alineado con los mandatos de los Estados Unidos. Primer fue la apertura económica, el pago a los fondos buitres y el endeudamiento vía FMI. Luego le siguió la asimilación de la política exterior imperial de Washington con contactos aceitados con Bibi Netanyahu, Merkel, Macron y May, los serviles mandatarios del G7 y del banca Rotschield. En los últimos meses los deberes realizados por la ex montonera ministra Patricia Bullrich han dado sus frutos en convenios de cooperación, bases militares, humanitarias y de investigación yankies en Argentina. Leé los detalles, de la venta del alma al diablo en una nota imperdible del Javierl «El Profe» Romero.

video

Macri perfecciona su campaña de marketing en favor de la DEA

Con el auge del regreso neoliberal en latinoamérica, desde aquel primer golpe blando en Honduras en 2009, pasando luego a Paraguay, Brasil, Argentina y Ecuador, la presencia imperial de los Estados Unidos en Argentina ha decidido jugar fuerte con su socio Mauricio Macri. La decisión del poder ejecutivo argentino de autorizar ejercicios conjuntos con la Task Force de la DEA y permitir la edificación de bases de ayuda humanitaria en Neuquén y Misiones sin contar con ningún tipo de autorización del Congreso Nacional, evidencian la novedosa intromisión del gobierno de Donald Trump por la «propia cara» de la ciudadanía argentina.