Persistencias de la dictadura

Ya pasaron más de tres décadas de democracia,  pero hay herencias del gobierno militar que siguen en pie, hoy sostenidas con un gobierno que no puede pronunciar la palabra “dictadura” y que defiende y celebra el gatillo fácil. La democracia no termina de instalarse en un contexto en el que Cambiemos ve a la política como un enemigo.   No hay represores arrepentidos. Algunos ya se llevaron a la tumba los secretos del terrorismo de Estado, otros siguen siendo fieles al pacto de silencio acordado dentro de cada fuerza en la década del 70 y nunca dieron la menor información sobre el destino de los desaparecidos. Nadie se quebró. Tal vez se podría exceptuar a Adolfo Scilingo quien tuvo el…