Francia le teme al hijab deportivo

En Francia el secularismo no es una tradición política: es cultura de estado. De ahí que cualquier cuestión relacionada con los símbolos religiosos o la presencia de elementos clericales en la esfera pública se acompañe de agitadas polémicas. El hijab es el ejemplo más evidente, como bien acaba de descubrir Decathlon. La firma deportiva quería lanzar una línea de hijabs deportivos para mujeres musulmanas. Ante la reacción mediática, la ha retirado. La idea original. Primero, por lógica de mercado: Francia acoge a más…