«¡ALTO AL HOLOCAUSTO PALESTINO!» Stella Calloni

ALTO AL HOLOCAUSTO PALESTINO
ALTO A LA CENSURA MEDIATICA GLOBAL
ALTO AL TERRORISMO DE ESTADO ISRAELI
LOS PUEBLOS EXIGEN DETENER LA MANO DE LA MUERTE.

Por Stella Calloni.


Estamos asistiendo a un exterminio masivo del pueblo palestino, a una “solución final” que el gobierno del primer ministro de Israel Benjamín Netanyahu, había comenzado ya desde mucho tiempo atrás, a lo que llama “guerra” lo cual es totalmente falso e ilegal, porque no existe un “enfrentamiento” armado entre dos Estados, y lo que se está bombardeando sin pausa desde hace más de 20 días es la Franja de Gaza, donde sobreviven atrapados entre el muro levantado por los israelíes y el mar, poco más de dos millones de palestinos en una cárcel a cielo abierto bajo control del ejército y las autoridades de ocupación.


En estos momentos hay tanques y tropas israelíes en la Franja de Gaza, en una invasión que se produce entre centenares de escombros de los que fueron edificios demolidos en los feroces bombardeos, que ya habían convertido en tierra arrasada ese territorio de sólo 364 Km2 , desde antes del 7 de octubre pasado.


En las últimas horas se habla de más de una cifra cercana a nueve mil muertos más de tres mil 600 niños asesinados, a lo que se suman miles de desaparecidos, entre ellos también un millar de menores y aún es imposible saber lo que hay debajo de esos montículos de tierra, piedras y despojos, en que han convertido a Gaza.
La Franja de Gaza, Cisjordania, Jerusalén son los últimos refugios del pueblo palestino, al que los israelíes han sometido a toda clase de violencia criminal desde hace 75 años, cuando Gran Bretaña y la dirigencia sionista lograron la partición de Palestina, argumentando que sería una acción de justicia para las víctimas y familiares del holocausto nazi durante la Segunda Guerra Mundial,
Lamentablemente sólo días después de la creación del Estado de Israel em 1948 comenzaría el proceso de expansión en principio ordenando violentamente a los habitantes palestinos del territorio cedido a Israel que abandonaran sus hogares, las tierras, heredadas de sus ancestros, en un desolador éxodo. Fue la primera Nakba, palabras que en árabe significa una catástrofe en este caso humanitaria.


Todo lo que hoy sucede comenzó con un acto de injusticia que llevaría a la persecución de un pueblo que había convivido, con cristianos, judíos, musulmanes, en su territorio donde se vivía en paz.


En estos momentos se trata de borrar en Gaza, Cisjordania y Jerusalén, lo que queda del pueblo palestino, como lo dejó en claro en su primer discurso el pasado 8 de octubre el Primer Ministro de Israel Benjamín Netanyahu quien prometió “arrasar” la Franja de Gaza, con el consiguiente exterminio de la población, mientras otros funcionarios de su gobierno se refirieron a los palestinos como “animales humanos”.


Por cierto los sucesos iniciados el pasado 7 de octubre. con una ofensiva de Hamas no fueron los que originaron el bombardeo sistemático y cotidiano sobre la población palestina, porque no es la primera vez que Israel ataca esos territorios bajo su ocupación y control, por aire mar y tierra que dejaron miles y miles de víctimas y destrucción.
A lo largo de lo que va de este año, han bombardeado Gaza, secuestrados centenares de palestinos, incluyendo familias enteras y niños, que han estado y siguen estando como presos y rehenes del gobierno en las cárceles israelíes.
En Israel como expresión del terrorismo de Estado sionista la tortura ha sido impuesta al propio parlamento israelí.


De la misma manera por la vida de un ciudadano israelí que muera por los enfrentamientos que se suceden entre una resistencia que tiene incluso armas caseras, la venganza alcanza a decenas y centenares de palestinos entre ellos niños.
Es lo mismo que hacían los nazis durante la segunda guerra mundial en los territorios que ocupaban. Con esto el estado terrorista de Israel ofende sin duda alguna a las víctimas del holocausto.


El accionar de Israel ha sido el avance constante sobre lo que queda de territorio y pueblo palestino, y continúan expulsando familias palestinas, robando sus tierras para implantar los llamados asentamientos que tampoco son los “kibutz” originales y colocan en el lugar a colonos armados y sus familias.
Todo esto violando las resoluciones impuestas por Naciones Unidas, que prohíbe precisamente esta ocupación ilegal de tierras, resoluciones que nunca han respetado los fundamentalistas, supremacistas, racistas y sionistas que gobiernan Israel.
Ante esta situación la Directora regional para Oriente Medio y Africa del Norte, de la agencia de las Naciones Unidas para la infancia (UNICEF) al referirse a lo que está sucediendo en los territorios ocupados sostiene que “La situación en la Franja de Gaza es una mancha cada vez mayor en nuestra conciencia colectiva. El índice de muertes y heridas de niños es simplemente abrumador”.
Añade que “aún Más aterrador es el hecho de que a menos que se alivien las tensiones y se permita la ayuda humanitaria, incluidos alimentos, agua suministros médicos y combustible, el número de muertes diarias seguirán aumentando”
Advirtió también que otros cinco mil 364 menores resultaron heridos por los ataques incesantes al enclave palestino mientras colapsan los pocos centros de salud que quedan.
“Casi todos los niños de la Franja de Gaza han estado expuestos a eventos y experiencias profundamente angustiosos y traumáticos marcado por la destrucción generalizada, los ataques incesantes, los desplazamientos y la grave escasez de artículos de primera necesidad como comida, agua , medicinas”.
Los servicios públicos indispensables para la población están en manos israelíes, por eso en estos momentos, como en otros anteriores, decidieron cortarlos lo que es de una crueldad inaudita.
En los últimos días también cortaron las comunicaciones, tratando de silenciar a la prensa, después del asesinato de más de 25 periodistas, y unos 30 trabajadores de la ONU. La prensa del poder hegemónico habla de una “guerra” “conflicto” o de combates frente a semejante maquinaria de muerte que significa Israel potencia nuclear en la región y cuyo ejército es uno de los más importantes y mejor armados del mundo, es evidente que se castiga cobardemente a un pueblo, no a un Estado, que no tiene armas, ni ejército, ni aviación, e incluso sufriendo el corte de los servicios básicos.
¿Puede ser que un periodista en estos tiempos, donde tiene tantos recursos para recuperar la verdad aunque se intenta enterrarla en las catacumbas, no sepa que Israel no está atacando a un país, sino a los que apenas sobrevive a su eterna persecución destinada al exterminio de la población palestina?.
Lo más terrible de esta situación es que insólitamente se está intentado aplicar a la política de exterminio del gobierno israelí, algo similar a la teoría de los dos demonios.
Saben perfectamente que Israel declaró la guerra a una organización política y militar como es Hamas, que surgió en 1987 y actualmente en lo político es la Autoridad nacional Palestina en la Franja de Gaza. Es una guerrilla surgida de la resistencia palestina, lo cual en todo caso responde al derecho a la rebelión ante un invasor contra el ocupante de un territorio usurpado a los habitantes naturales, que han existido desde hace siglos..
Es importante comparar lo sucedido durante la ocupación nazi, por ejemplo en Francia, durante la Segunda Guerra Mundial, cuando surgió una resistencia clandestina, como en otros países que realizó una serie de acciones, entre ellas la ejecución de altos oficiales nazis.
¿’Era terrorista la resistencia francesa que actuaba en defensa del pueblo francés ante el terror y la muerte con que asolaban ese país los ocupantes nazis? ¿Eran terroristas o héroes como se los ha considerado a los hombres y mujeres de la resistencia?.
Durante todos estos años y amparándose en el holocausto nazi , en las víctimas de ese holocausto, el fundamentalismo israelí aplicó al pueblo palestino medidas similares a lo que los nazis aplicaron a sus víctimas judías en la Segunda Guerra Mundial. También ha puesto en peligro al propio pueblo israelí que en los últimos tiempos estaba reclamando la destitución de Netanyahu
En estos días el intelectual chileno Héctor Vega recordó en la revista digital “Polítika” de Chile la historia plagada de injusticia, que ha vivido el pueblo palestino, cuando en estos momentos incluso la ocupación israelí ha sido considerada por organismos humanitarios como un apartheid.

“Presente en la invasión y ocupación de Gaza, está la lógica del terror de la población civil y la eliminación del mapa de las milicias de Hamas (…)Enfrentados Netanyahu y Yoav Gallant, ministro de defensa, a la contradicción que significa el rescate de los rehenes y la eliminación total del adversario, ambos rechazan de plano tal contradicción y anuncian la guerra total, sin salida posible para la población gazatíe, con ello se avala implícitamente el genocidio con la entrada de tropas israelíes en la franja de Gaza”.

«Es necesario que los sionistas entiendan que no es posible instalarse y expulsar de sus territorios a los palestinos, en desprecio total de sus vidas, sus propiedades, en fin, de su historia. Dura realidad que los sionistas americanos y europeos, “lobistas” en los Estados donde viven actualmente, se niegan a asumir.
Cita Vega el Informe sobre el Origen del Conflicto Palestino-Israelí, realizado por Judíos por la Justicia en el Oriente Próximo (2002)*, “lo menos que los judíos estadounidenses tienen que hacer es declarar categóricamente que no podemos aprobar la ocupación ilegal por Israel de tierras palestinas” … “Los intereses a largo plazo de Israel son protegidos de la mejor manera apoyando a grupos israelíes por la paz, como Gush Shalom, no al gobierno israelí y su brutal represión, que solo lleva a una violencia interminable. Los grupos por la paz israelíes critican con razón a su gobierno y nosotros también debiéramos hacerlo”.

Reparar en este caso preciso, significa facilitar por todos los medios, y “la creación de un Estado palestino soberano en toda Cisjordania y Gaza, con su capital en Jerusalén” señalan también en ese informe. Además se llama a terminar con las discriminaciones contra los habitantes no judíos de Israel. Compensar a los palestinos que vuelvan a sus antiguos territorios, con plenos derechos ciudadanos como corresponde a un Estado soberano.

Analiza Vega que los halcones de la política estadounidense no darán pie atrás en lo que estiman es su derecho a proteger la seguridad de su país. De allí la importancia que tiene en el proceso que hoy vive el Medio Oriente la voz de los judíos americanos. El intelectual norteamericano Noam Chomsky escribe en su ¿Paz en el Oriente Próximo?: que “En la comunidad judía estadounidense, hay poca disposición a enfrentar el hecho que los palestinos árabes han sufrido una injusticia histórica monstruosa, tengas las dudas que tengas sobre las exigencias opuestas. Hasta que esto sea reconocido, la discusión sobre la crisis del Oriente Próximo no puede ni siquiera comenzar”.

“Inmerso en una alianza trágica, Israel, se ve sobrepasado por intereses pos nacionales incubados al interior de sus fronteras. Hoy, pese a las advertencias de (Joe)Biden presidente de EE.UU en visita a Israel, de caer en una lógica peligrosa, Estados Unidos, en nombre de la seguridad internacional, (en los hechos, su seguridad), subordina sus intereses de Estado al poder de las transnacionales e industrias de la guerra. Las mismas que alentaron las guerras del siglo XX y lo que va del siglo XX» advierte Vega
Por eso, es la hora de escuchar la voz de los pueblos, que se están expresando en todo el mundo, desafiando a los gobiernos en muchos casos y acompañar a los habitantes de los países de la región palestino, israelí, libanés, sirio, iraní y otros . La demanda de las mayorías es que se quiere escuchar concretamente la voz del pueblo judío americano, y especialmente después de las manifestaciones de los jóvenes judíos de Estados Unidos que han sido reprimidos, pero en ningún momento bajaron su consigna «Israel no en nuestro nombre».

Facebook Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *