Haití - Fuente foto La Tinta - Data Urgente

Haití en rebelión permanente

El país caribeño, uno de los más pobres del mundo, se estremece por las protestas en contra del ajuste económico y la corrupción gubernamental.

 

Haití amaneció nuevamente paralizado este martes. Las protestas que cruzan al país caribeño se mantienen desde hace meses, pese a las medidas represivas ordenadas por el gobierno del presidente Jovenel Moise.

En los últimos días, las movilizaciones se multiplicaron, convocadas por partidos políticos de oposición y movimientos sociales que fustigan al Ejecutivo, luego de que dictara la emergencia económica. Según la administración de Moise, la medida dictada implica reducir el costo de los bienes de primera necesidad e incrementar el acceso al crédito de las pequeñas empresas, para intentar paliar la crisis de uno de los países más pobres del mundo.

Reportes de medios locales indicaron que las marchas y protestas se realizaron en importantes ciudades, incluida la capital Puerto Príncipe. Hasta ahora, la represión dejó como saldo siete personas muertas y decenas de heridos. El sábado pasado, un grupo de manifestantes apedreó la casa del mandatario para manifestar su descontento y se enfrentaron con la policía, con un saldo de al menos una persona muerta.

El fondo de las masivas protestas es denunciar la corrupción estatal, la mala gestión gubernamental y las medidas económicas dictadas según las directrices del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Haiti barricadas la-tinta

Al mismo tiempo, el descontento de los pobladores se debe a la creciente inflación, la falta de empleo y el desfalco cometido por funcionarios haitianos en Petrocaribe, el programa impulsado por Venezuela para enviar petróleo a bajo precio a la isla caribeña.


Días atrás, el Tribunal Superior de Cuentas emitió un informe de auditoría sobre la calamitosa gestión y las posibles desviaciones de fondos prestados desde 2008 por Venezuela a Haití para financiar su desarrollo económico y social. Un total de 15 ex ministros y altos funcionarios se encuentran señalados por estos hechos de corrupción.


A su vez, se denunció que el presidente Moise encabezaba una empresa que se benefició de los fondos para un proyecto de construcción de una ruta, iniciativa por la que no se firmó ningún contrato.

La crisis gubernamental también se acrecentó porque todavía no fue aprobado el presupuesto nacional para este año, el cual fue rechazado el pasado mes por la Cámara de Diputados. Los legisladores instaron al Ejecutivo a presentar una propuesta que represente “las necesidades actuales”. El proyecto de presupuesto para este año es de 132.000 millones de gourdes (1.650 millones de dólares).

Por su parte, ocho partidos políticos pidieron la renuncia de la actual administración, como único medio para enfrentar la crisis que vive el país.

“Esta vez, el presidente Jovenel Moise y su equipo deben escuchar la voz del país, del pueblo y renunciar para permitir que el país encuentre la fórmula correcta para sentar las nuevas bases de la sociedad haitiana”, aseguró un comunicado firmado por plataformas como Merger, Organización del Pueblo en Lucha, Verite, Movimiento Patriótico Popular Dessalines, Haitianos por Haití, Partido Fusión de los Social-Demócratas y Movimiento Cristiano por una Nueva Haití.

Haiti movilizacion popular la-tinta

A esta postura se suman cuatro senadores y 11 diputados de la oposición, para los cuales los funcionarios del Ejecutivo deben entregar el poder.

Para el ex presidente del Senado, Youri Latortue, el actual mandatario no gobierna, por lo que su dimisión “no perturba nada”, y es necesario remitirse a las disposiciones de la Constitución que prevén la sustitución de este por el primer ministro.

Georges Sassine, titular de la Asociación de Industrias de Haití, consideró que “se puede buscar financiamiento para recapitalizar, cerrar o transferir la administración de la empresa a otra persona, pero ya no puede permanecer callado”, en alusión al silencio del presidente y del primer ministro.

La Cámara de Comercio, por su parte llamó a un diálogo transparente, donde estén sobre la mesa todos los temas, incluso la dimisión, con el objetivo de mantener el orden constitucional del país. A su vez, el titular de la asociación Estados Unidos en Haití (Amcham), Saint Cyr, declaró que es de vital importancia “que el gobierno, el parlamento, la oposición, la sociedad civil y las asociaciones del sector privado acuerden unir sus esfuerzos para priorizar el interés común, la única forma viable de obtener propuestas de soluciones realistas y sostenibles para un fin inmediato de la crisis”.


Fuente de origen: Con información de latinta.com.ar


Créditos de Data Urgente

Producción de la noticia: Data Urgente

Edición general, planificación y gestión digital: Hernán Giner

Dirección del proyecto: Sebastián Salgado


 

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.