Poseen 60% de la audiencia sólo 8 conglomerados mediáticos en Argentina: estudio

Fusión de Grupo Clarín con Cablevisión y Telecom lo ubican como el gigante del mercado

Buenos Aires. Los dueños de los medios de comunicación en Argentina son apenas un puñado de hombres, el vértice de una pirámide de ocho conglomerados que concentran 60 por ciento de la audiencia nacional que, favorecidos por las políticas desregulatorias del gobierno del presidente Mauricio Macri, en los últimos años lograron profundizar sus grados de concentración encabezados por el Grupo Clarín, de acuerdo con la investigación del periódico Tiempo Argentino y Reporteros Sin Fronteras recién presentada ante el Congreso.

Como un caso paradigmático de ese proceso, en 2018 el gobierno autorizó la fusión del Grupo Clarín con Cablevisión (el mayor operador de televisión paga) y Telecom (una de las dos principales empresas de telecomunicaciones fijas y móviles), lo que consolidó al multimedios como el gigante del mercado.

El periódico digital y semanario Tiempo Argentino es una empresa del Grupo 23, recuperada por sus trabajadores tras una fuerte resistencia que incluyó la represión, el asalto y la destrucción de equipos, en el contexto de una maniobra del gobierno de Macri y de quienes la vaciaron junto con el empresario Sergio Szpolki y su socio Matías Garfunkel, en 2017.

Trabajo de cinco meses

La investigación, que requirió cinco meses de trabajo, “constituye un mapa exhaustivo de quiénes son los dueños de 52 medios de influencia en la opinión pública argentina en los diferentes soportes (televisión, gráfica, radio y digital), así como 22 conglomerados empresariales y se realizó con una metodología aplicada en más de 20 países. El trabajo es el capítulo argentino del proyecto Media Ownership Monitor (MOM).

El mapa mediático argentino ubica al Grupo Clarín a la cabeza con la captura de 25.28 por ciento de audiencias (6.84 por ciento en radio, 10.62 en televisión y 7.82 en los diarios); seguido muy de lejos del Grupo América con 7.25 por ciento (2.27 en radio, 4.09 en televisión y 0.89 en diarios); y la estadunidense Viacom-Telefe Argentina con 7.10 por ciento (sólo televisión). El cuarto lugar corresponde al Grupo Indalo con 6.62 por ciento (5.12 en radio y 15 en televisión); secundado por la fusión entre la española Prisa y la mexicana Albavisión con 6,21 por ciento (4.33 en radio y 1.88 en televisión), y el Grupo La Nación con 2.97 por ciento (sólo diarios).

La cordobesa Cadena 3 con 2.16 por ciento (sólo radio) y el estatal Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos (SFMyCP) con 1.65 por ciento (sólo televisión) completan el cuadro.

Salen a la luz cambios en el actual gobierno

Además, se analiza que en el gobierno de Macri se produjeron drásticos cambios en las políticas regulatorias que “con lógica de la restitución para las empresas del sector, el presidente adoptó desde el inicio de su gestión: el desguace de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual –aprobada durante el gobierno kirchnerista como resultado de un histórico debate transversal–, la flexibilización o eliminación de topes a la concentración en televisión y radio y la intervención de las autoridades de aplicación.

También demarca la crisis que multiplicó quiebras y despidos: desde 2016 más de 20 medios cerraron en todo el país y al menos 2 mil 700 trabajadores de prensa perdieron su empleo (hay cifras que elevan esto a más de 3 mil 500) en todo el país. Ocho de esos medios lograron ser recuperados y continuaron funcionando como cooperativas.

Otro de los puntos observados es el hostigamiento a los medios públicos por conducto de recortes masivos, planes de retiro voluntario y rebajas al presupuesto, además de que el gobierno dejó de intervenir en las negociaciones salariales. Los trabajadores de los medios también fueron protagonistas de otro retroceso en la era del gobierno de Cambiemos: 45 periodistas resultaron heridos y otros 13 fueron detenidos por el accionar represivo de las fuerzas de seguridad en el contexto de coberturas callejeras en los últimos tres años, señala la investigación.

Fuente de origen: La Jornada

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.