Argelia - África

Persistencias de la revolución argelina en Oriente Medio

El hito de la independencia argelina debe ser el modelo para las revoluciones hermanas en el enclave de oriente medio. Un espejo en donde pueda mirarse Yemen, Palestina o Siria y los pueblos musulmanes bajo la opresión monárquica o de injerencia externa. Un nuevo aniversario pone sobre la mesa de debate el rol del Frente de Liberación Nacional (FNL) y su influencia en la región arábiga.

 

En la nota “En su 56° aniversario, la independencia de Argelia no se complementa que con la de Palestina” compartida por la agencia Al Mayadeen, se publica la siguiente información:

Elegir el 5 de julio por parte del Frente de Liberación Nacional (FNL) como el Día Nacional de la Independencia en Argelia, que es el mismo día del desembarco francés en la costa de Sidi Farej hace 132 años, no fue más que una confirmación de que la ocupación se terminará, a pesar de su intenso y arrogante poder y que la Revolución argelina, que ha coronado varias rebeliones y numerosos levantamientos constantes en ese país, es un modelo a seguir como una de los más importantes de su tiempo.

Para las masas árabes desde el Océano Atlántico hasta el Golfo, el triunfo de la Revolución argelina fue la primera respuesta al delito de la separación de septiembre de 1961, el cual golpeó la unidad entre Egipto y Siria, y separó el territorio del norte (Siria) de la región sur (Egipto) de la República Árabe Unida, que era una de las fortalezas más importantes del respaldo político, mediático, militar y material para la Revolución argelina.

Tal apoyo ha sido una de las principales razones por las que las potencias coloniales atacaron fuertemente la pionera unidad de 1961, así como después la agresión de Reino Unido, Francia e (Israel) contra Egipto en 1956, debido a que Gamal Abdel Nasser era el partidario más importante de la guerra por la liberación de Argelia, el 1ro de noviembre de 1954. Argelia mantuvo, durante y después de dicha guerra, una posición honorable que interpreta el verdadero sentido de la independencia de la patria y de la decisión soberana.

Recuerdo aquel entonces cuando dos revoluciones en 1962 recuperaron la sonrisa a los árabes y musulmanes, la primera fue la Revolución argelina y su victoria el 5 de julio de 1962, y la segunda fue la Revolución de Yemen el 26 de septiembre de 1962… Ambos países y pueblos siguen pagando el precio de sus victorias y revoluciones.

Recuerdo aquel día, y yo era aún estudiante de preuniversitario, como hemos percibido que la Independencia de Argelia no ha sido solo fruto de la lucha y de tantos sacrificios de un millón y medio de mártires, sino también de un consenso árabe, popular y gubernamental, sin precedentes, que ha llevado al triunfo de la Revolución de Argelia y a trazar las hazañas de sus luchadores.

Las manifestaciones recorrieron todas las capitales, ciudades y pueblos árabes, y muchos voluntarios de todo el mundo árabe han participado en esa revolución. También se recaudaron donaciones financieras y materiales de los pueblos árabes, tanto de los pobres como de los ricos y la Radio “Voz de los Árabes” movilizaba a la opinión pública de esta región, inclusive propiamente a la argelina, tal fue que mucha gente simple de Argelia cuando iban a comprar un radio de bolsillo, le decían al vendedor “Queremos la emisora de La voz de los Árabes / “Sawt al-Arab “. Mi gran amigo el luchador Si Lakhdar Burokah, que ha sido comandante de campo en la revolución, me comentaba que recibían a los voluntarios para luchar junto a los argelinos, y a la hora de preguntarles por la razón que los llevó a unirse a la lucha y la revolución, la respuesta era siempre, respondiendo al llamado de la emisora de La voz de los Árabes desde el Cairo.

Esta relación entre Argelia y la gran patria árabe ha sido una fuente de orgullo para todos los defensores de la unidad de la gran nación árabe y musulmana y la unidad de su lucha y de su destino y su futuro, la unidad de sus esperanzas y en el dolor … En este contexto, todavía me acuerdo del grito lanzado por los líderes de la Revolución argelina, encabezados por el presidente luchador Ahmed Ben Bella (que en paz descanse su alma), y del presidente Houari Boumediene cuando dijeron: “la independencia de Argelia no se complementa que con la independencia de Palestina”. Ellos también trataron a lo largo del tiempo de implementar este lema apoyando diaria y realmente en todos los niveles hasta el momento del anuncio de la “independencia de Palestina” en la capital de Argelia, esta capital de revolución e independencia en 1988.

Conocí por los líderes de la revolución palestina contemporánea, encabezados por el difunto líder mártir Yasser Arafat, que se han inspirado en la victoria de la Revolución argelina en 1962 y esta fue la chispa para lanzar la primera bala en la lucha armada palestina, y que la experiencia del Frente de Liberación Nacional fue un modelo adoptado por el Movimiento de Liberación Nacional Palestina (Fatah) en su fundación, sus estatutos y su estructura abierta a todos los patriotas palestinos.

También es sabido que después de dos años y medio, el (1/1/1965), se abrió la primera oficina de (Fatah) y el primer campamento de entrenamiento para las fuerzas palestinas de la Tormenta (Al-‘Asifah) en Argelia, y que Abu Jihad, vice-comandante en jefe de la Revolución Palestina, se había instalado en Argelia durante los años de los preparativos para iniciar la revolución.

Estos y otros recuerdos fluyen hoy, mientras los argelinos, junto con sus hermanos árabes y musulmanes, celebran con orgullo el aniversario 56 de la independencia de Argelia. Su revolución se ha convertido en una escuela de lucha para que todos aprendan de ella y vean en su victoria contra el colonialismo como un incentivo para cada resistencia contra la ocupación y sus planes.

Sin embargo, lo que ha empañado la gran victoria histórica ha sido la gran preocupación de los argelinos en particular y de los pueblos de la gran patria árabe en general cuando vieron el comienzo de una brecha de división interna en las filas de los revolucionarios argelinos a raíz de la independencia, una brecha que tomó formas políticas, militares y regionales, entonces los argelinos salieron a las calles en grandes manifestaciones levantando el famoso lema de “Siete años de bendiciones”.

Este es el lema que levantamos hoy frente a cualquier conflicto interno civil impuesto a nuestras sociedades árabes y musulmanas, por planes que buscan desintegrarlas internamente, después de que los colonos habían fracasado en dominarlas desde el exterior.

La independencia de Argelia no ha sido solo resultado de la legendaria lucha de los argelinos en los campos de batalla, sino también el resultado de una distinguida actitud en las negociaciones con el gobierno francés, en Evian, una actuación que llevó al gran difunto amigo Abdelhamid Mehri (uno de los negociadores más prominentes de la época) a llamar a los dirigentes palestinos a adoptarla para evitar que sus propias negociaciones lleven a abortar los frutos de la lucha del pueblo palestino y de sus intifadas.

La independencia de Argelia sigue siendo hoy un hito en la vida de su pueblo y de toda la nación árabe y de los movimientos de liberación nacional árabes, africanos y universales, y nadie puede dejar de admitir, que antes de la Revolución argelina no es igual a después de esta bendita revolución.

 


Fuente de origen:  Maan Bashour, Al Mayadeen TV Español


Créditos de Data Urgente

Producción de la noticia: Diana Godoy

Titular y bajada de redifusión: Hernán Giner

Edición general, planificación y gestión digital: Hernán Giner

Dirección del proyecto: Sebastián Salgado


 

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.