El Grupo “Por la Soberanía” repudia la injerencia británica en Argentina

La noticia de un patrullaje conjunto entre fuerzas navales argentinas y británicas en los mares del Atlántico Sur puso en alerta a sectores políticos, organizaciones de ex combatientes en las Islas Malvinas y referentes en materia de derecho internacional por la nueva pérdida de soberanía Argentina. A la par el gobierno del presidente Mauricio Macri negocia un préstamo con el FMI.

 

El comunicado de prensa del Grupo Por la Soberanía acá 

Ante la implementación del Acuerdo Foradori-Duncan suscriptos por los entonces Vice-Cancilleres de Argentina y Gran Bretaña, en el que nuestro país se compromete a “… remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas…”, denunciamos:

Que el acuerdo firmado el martes 13 de de setiembre de 2016, es un “Acuerdo ilegal”, ya que corresponde al Congreso de la Nación Argentina, según el Artículo 75 de nuestra Constitución Nacional: “Arreglar definitivamente los límites del territorio de la Nación, fijar los de las provincias, crear otras nuevas, y determinar por una legislación especial la organización, administración y gobierno que deben tener los territorios nacionales, que queden fuera de los límites que se asignen a las provincias.” “Aprobar o desechar tratados concluidos con las demás naciones y con las organizaciones internacionales y los concordatos con la Santa Sede. Los tratados y concordatos tienen jerarquía superior a las leyes.”

Además proclamamos el derecho y respeto a la integridad territorial de nuestra Nación y a nivel regional. Desconocemos la pretendida autodeterminación de una población foránea implantada como enclave colonial sobre territorio argentino.

Denunciamos y repudiamos la instalación de una base militar británica en una zona declarada de paz y de no – proliferación de armamento nuclear.

Asimismo intimamos al gobierno del presidente Mauricio Macri a que se abstenga de cualquier negociación que no implique discutir primero la soberanía y que haga referencia a los tratados de 1989 y cualquier otro que desconozca la reforma constitucional de 1994, sin ser aprobado por el Congreso Nacional.

Del mismo modo el gobierno nacional transfiere soberanía monetaria al recurrir al FMI, con todos los condicionamientos que ello implica y que los argentinos conocemos muy bien.

Llamamos a todos los combatientes de Malvinas, organizaciones civiles y sociales, partidos políticos a estar en alerta por esta afrenta a la memoria de nuestros caídos en defensa de la causa Malvinas.


Fuente: Edgardo Esteban

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.