Marcha sobre rieles la inscripción electoral de Lula

A menos de 3 meses del cierre de inscripción de candidaturas, no existen impedimentos jurídicos para que el ex presidente Lula Da Silva, hoy encarcelado mediante un ardid mediático judicial corporatocrático, participe del proceso electoral presidencial de Brasil. 

 

El último lunes (7) el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva envió un mensaje a los militantes del Partido de los Trabajadores (PT) a través del teólogo Leonardo Boff: “soy candidatísimo”.  Aunque este discurso de Lula no sea una novedad, aclara dudas sobre rumores divulgados principalmente por los grandes medios en relación a un supuesto apoyo del Partido de los Trabajadores a una candidatura que no fuera la de Lula. Sin embargo, proyecta más incertidumbres sobre la viabilidad de la postulación de Lula y los impactos de la insistencia del PT en el proceso electoral.

Este martes (6), el especialista en derecho electoral y coautor del libro El derecho electoral  y el nuevo código procesal civil, Luiz Fernando Pereira, divulgó un documento en el cual explica porqué la situación judicial de Lula no vuelve inviable su candidatura.

En su texto, Pereira destaca que “no hay ningún margen legal para una negativa anticipada de la inscripción de la candidatura de Lula. En la historia de las elecciones en Brasil nunca hubo una negativa anticipada. La discusión sobre la inelegibilidad solo podrá acontecer en el ámbito del proceso de inscripción. Y según la Constitución Federal el proceso de inscripción solo comienza el 15 de agosto de 2018. Insisto: pase lo que pase, no se puede anticipar el tema de la inscripción”.

El jurista además afirma que a partir de la inscripción de la candidatura “podrá efectuar todos los actos relativos a la campaña electoral, incluso participar del horario electoral gratuito en los medios y garantizar su nombre en las urnas electrónicas”, de acuerdo con el artículo 16-A de la Ley Electoral brasileña.

Según Pereira, el artículo 26-C de la Ley de Ficha Limpia garantiza la suspensión de la inelegibilidad “hasta la proclamación (después de la elección, por tanto)”. Según el texto, el único requisito para mantener inelegibilidad suspendida es la plausibilidad de los recursos interpuestos. “Recientemente Lula interpuso recursos ante el Supremo Tribunal de Justicia (STJ) y ante el Supremo Tribunal Federal (STF) contra la decisión del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF4). Como se había mencionado, hay profesores de derecho penal sin ningún vínculo político que comprenden que los recursos aportan tesis judicialmente plausibles”, afirma.

Pereira también recuerda que el propio TSE informó que “solo en las últimas elecciones 145 alcaldes ganaron las elecciones con la inscripción rechazada”. Por lo que “el ejemplo de Lula estaría lejos de ser inédito”, afirma

El especialista cierra el texto diciendo que “la Justicia Electoral siempre garantizó candidaturas sub iudice [pendientes de resolución judicial], ante la posibilidad de una posterior reversión de la inelegibilidad. “El sistema actual no es bueno, pero la casuística es peor”, concluye.


Fuente: Brasil de Fato

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.