Marea Blanca - Madrid - Fuente foto weg - Data Urgente

En España la Marea Blanca enfrenta la privatización de la salud

La movilización tuvo como principal reivindicación la lucha contra los recortes en sanidad y contra la corrupción generada por la especulación de empresas privadas. Exigen una participación comunitaria, donde los usuarios puedan ser parte de la gestión y decidir cómo quieren que sea la atención primaria. La principal queja apunta a la gestión del PP en la consejería de Sanidad y la Asamblea de Madrid, desde que en 2007 el dinero destinado empezase a disminuir.

 

Este domingo se ha convocado una nueva manifestación de la Marea Blanca en las calles del centro de Madrid. La movilización es la número 77 (una cada mes) convocada por esta plataforma. Ha empezado en la plaza del Callao, discurrido por la calle Arenal y calle Mayor hasta desembocar en la Puerta del Sol, enfrente de la sede de la Comunidad de Madrid. La convocatoria surge de la Mesa en Defensa por la Sanidad Pública en Madrid (MEDSAP).

Miles de trabajadores del sector de la Sanidad, pensionistas, pacientes y algunos taxistas han salido a la calle para apoyar esta movilización contra los recortes en sanidad y la corrupción generada por la especulación. De la misma forma han criticado la entrada de empresas privadas en este sector, básico en un estado de bienestar.

Las principales quejas, dirigidas al actual presidente de la Comunidad, Ángel Garrido, se han centrado en sus planes de privatización:  “Han estado desfalcándonos”, critica una de trabajadoras sanitarias en un discurso final después del recorrido por el centro de Madrid.

“Hablamos de verdugos porque estos políticos están ejecutando la sanidad pública madrileña”, protesta una de las representantes de la Marea Blanca: “No hay más que ver que las medidas se han realizado, las últimas atentan directamente contra la atención primaria, base del sistema sanitario público”.Resultado de imagen para marea blanca madrid

Verónica, una de las mujeres en la manifestación lamenta que “llevamos 25 años de PP y ya está bien de que sigan robando… ¡Con todos los recortes que está habiendo!” y critica que hayan quitado la atención ginecológica a gran parte de las mujeres.

Las principales quejas apuntan a la gestión del PP en la consejería de Sanidad y la Asamblea de Madrid, desde que en 2007 el porcentaje de dinero destinado empezase a disminuir con respecto a otras partidas, y sobre todo, el descenso de presupuesto en atención primaria. Cuando baja la cantidad de dinero destinada a sanidad, donde primero se nota es en las suplencias y en la cobertura de las mismas. Maribel Giráldez, médica de familia de Centro de Salud de Familia critica que “6.000 profesionales de la Sanidad han desaparecido desde que empezó el PP, 3.000 médicos han pedido su homologación para marcharse al extranjero, ¡Con lo que cuesta la formación de un universitario en este país!”

Un manifestante con una camiseta en contra de los recortes en sanidad

Para mantener los niveles de calidad en España, profesionales del sector advierten de las necesidades inmediatas: “Solicitamos que se aumente el presupuesto para sanidad en general un 7%, para atención primaria que sea el 25%, queremos reinvidicar que las agendas no superen los 40 pacientes, 10 minutos por paciente, que se grave un 15% el turno de tarde”, explica Victoria Trujillo, presidenta de la Asociación madrileña de Enfermería.  Exigen también una participación comunitaria, donde los usuarios puedan puedan ser parte de la gestión y de cómo quieren que sea una atención primaria, siendo el eje de la sanidad.

Después de la marcha, decenas de personas han escuchado el discurso de la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid donde se ha informado que la Comunidad quiere desarrollar “un proyecto piloto hecho sin luz, ni taquígrafos, que olvida la necesidad de los pacientes y que tiene como objetivo principal implantar un programa informático privado que manejará datos privados”.

Manifestantes de la Marea Blanca leyendo un manifiesto en frente de la sede de la Comunidad de Madrid

Una de las portavoces de esta Marea Blanca ha criticado duramente el “proyecto caprichoso de poner la última cita médica a las 18 horas en catorce centros de salud” ya que muchos pacientes perderán de esta manera el seguimiento de sus médicos y enfermeras habituales, con lo que se verá afectado su derecho de salud y seguimiento.


Fuente de origen: Con información de eldiario.es


Créditos de Data Urgente

Producción de la noticia: Lourdes Zuazo

Titular de redifusión: Hernán Giner

Edición general, planificación y gestión digital: Hernán Giner

Dirección del proyecto: Sebastián Salgado


 

 

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.