Violencia policial - Chalecos amarillos - Fuente foto web - Data Urgente

«Pelotas de goma no es la respuesta» dicen los chalecos amarillos

En plena polémica por el uso de pelotas de goma, los «chalecos amarillos» se manifestaron el sábado último en Francia contra la violencia de la policía, en su 12ª protesta, tras dos meses y medio de movimiento contra la política social y fiscal del gobierno.

 

Un día después de que el Consejo de Estado, la máxima jurisdicción administrativa francesa, decidiera mantener el uso de lanzadores de balas de defensa en las manifestaciones, este sábado se ha organizado una «gran marcha de los heridos» en la capital francesa, para reclamar la prohibición del «LBD-50 y de las granadas GLI-F4 y GMD».

En París, Lyon o Montpellier, los manifestantes pretenden denunciar el recurso a los LBD, un arma no letal empleada más de 9.200 veces desde que empezaran las protestas y a la que se responsabiliza de haber causado graves heridas, incluyendo las de Jérôme Rodrigues, un miembro destacado de los «chalecos amarillos». Según el colectivo militante «Desarmémoslos», veinte personas resultaron heridas de gravedad en el ojo –la mayoría quedaron tuertas– desde el 17 de noviembre. La Inspección General de la Policía Nacional (IGPN) abrió 116 investigaciones, según una fuente policial, diez de las cuales sobre heridas graves en los ojos. En total, las autoridades registraron más de 1.900 heridos entre los manifestantes y más de 1.200 entre las fuerzas de seguridad.

El Consejo de Estado, interpelado, consideró que el riesgo de violencia en las manifestaciones hacía «necesario permitir a las fuerzas de seguridad el recurso» a los LBD, una decisión que los «chalecos amarillos» juzgaron «incomprensible».

En Francia, las fuerzas del orden pueden usar el LBD en condiciones cercanas a la legítima defensa y deben apuntar únicamente el torso o los miembros. Videos difundidos en internet y las redes sociales desde el principio de la crisis de los “chalecos amarillos” parecen mostrar que no siempre es el caso.

Dispositivo policial «potente»

Ante la controversia, el ministro de Interior admitió el viernes que este arma, llamada intermediaria, podía «herir» y prometió sancionar los «abusos» pero defendió su uso «para hacer frente a los alborotadores». «Si no hubiera tiendas saqueadas, barricadas, coches incendiados, edificios públicos destrozados […], si se respetara la ley, simplemente, no habría heridos», consideró Christophe Castaner, prometiendo un dispositivo policial «potente».

El pasado sábado, según el ministerio de Interior, la protesta reunió a 69.000 en todo el territorio nacional, contra 84.000 el 19 de enero. Unas cifras que los manifestantes rebaten sistemáticamente, acusando al ministerio de Interior de subestimar la movilización.


Fuente de origen: Con información de Las voces del mundo


Créditos de Data Urgente

Producción de la noticia: Lourdes Zuazo

Titular y bajada de redifusión: Lourdes Zuazo

Edición general, planificación y gestión digital: Hernán Giner

Dirección del proyecto: Sebastián Salgado


 

 

 

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.