video

Borini: «La vacuna será obligatoria»

El Médico Epidemiólogo Mario Borini rechazó la aprobación del Congreso argentino al declarar de interés las vacunas del Covid. Está ley contempla cláusulas de secreto para la población. Una entrevista para Data Urgente con Sebastián Salgado y Gloria Beretervide por Radio del Plata.

Mirá la entrevista completa:

Mario Borini, médico e integrante de Epidemiólogos Argentinos Metadisciplinarios, expresó “gran preocupación” por el proyecto aprobado en el Congreso donde se declara de interés público a la investigación, desarrollo, fabricación y adquisición de las vacunas destinados a generar inmunidad contra el nuevo coronavirus. “Ya parecía imposible que alguien hubiera elaborado este expediente 5072 como proyecto de ley, teniendo un mínimo de sensatez, de respeto por la gente, y de consideración por el país” sentenció.

Esto es un hecho político, elaborado con toda intención” denunció, porque es contrario “a lo que nosotros hubiéramos previstos como un proyecto útil para la sociedad y contra la pandemia”. Esta ley permite incluir en los contratos de compra de vacunas cláusulas de prórroga de jurisdicción a favor de los tribunales arbitrales y judiciales extranjeros, aunque esto no puede extenderse o comprender a terceros residentes en Argentina.

Borini comentó que hay una política vacunatoria “que supera la cantidad en el calendario a los calendarios de otros países” y que no depende de los gobiernos, ya que tuvo continuidad durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, de Mauricio Macri y ahora de Alberto Fernández. En el caso de la vacuna del Covid 19, “tiene sanciones realmente insólitas, no se puede más sacar documentos en oficinas públicas, por ejemplo no se puede sacar el registro de conducir, hacer un trámite en el Registro Civil” así como otras documentaciones.

Con respecto a la cuarentena, el epidemiólogo continúa en contra de la “cuarentena para sanos, que es totalmente novedosa en la historia de la humanidad” porque “impide la inmunidad natural”. O sea, para generar los anticuerpos sí o sí hay que vacunarse, convirtiendo a la medicación en “la única salida” para la pandemia.

“Los mismos países productores, qué hacen con la vacuna, por ejemplo, China que tiene tres vacunas y una de ellas está en la Fase 3, dicen “no vamos a vacunar a la población, sino solamente a los soldados que estén en el frente de defensa del país”. Inglaterra, que produce la vacuna de Oxford, tampoco va a vacunar a la población, solamente a la vulnerable que lo solicite. Y en Argentina la intención es que sea obligatoria”.

Por estos motivos, y porque una vacuna obligatoria “conspira contra el Art. 42 de la Constitución Nacional”, que protege a los habitantes de consumir o incorporar productos sin saber sus componentes y sin su consentimiento. Más allá de que el Estado Nacional y los organismos correspondienten conozcan esos componentes, este tipo de normativa violaría ese consentimiento informado.

Facebook Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.