Reclaman en Buenos Aires por la libertad de Assange y el fin de la persecución en Ecuador

El pasado miércoles un delegación de militantes de la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad y de ALBA movimientos se acercaron a la Embajada de Ecuador en Argentina para reclamar por la entrega de Julian Assange, la liberación de Ola Bini y el ex vicepresidente Jorge Glas y la persecución que sufre la oposición al gobierno de Lenin Moreno, principalmente el ex canciller Ricardo Patiño.
Por Gabriela Gurvich 

«Vinimos aquí, a la Embajada de Ecuador, a entregar una cientos de firmas de personalidades, organizaciones sociales y políticas de Latinoamérica, pidiendo que cesa la persecución en Ecuador a los militantes populares, al ex canciller Ricardo Patiño, al ex vicepresidente Jorge Glas, y por supuesto pidiendo por la libertad de Julian Assange y protestando por la pérdida de soberanía de Ecuador al facilitar que la policía británica ingrese en la Embajada en Londres. También protestado por Ola Bini, un militante social que fue detenido y criminalizado, acusado de colaborar con Assange, y protestando contra la persecución a cualquier miembro de la Revolución Ciudadana encabezada por Rafael Correa. En muchas embajadas del continente se ha hecho lo mismo», le relató a DataUrgente Carlos Aznares, de Resumen Latinoamericano.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El ex vicepresidente ecuatoriano, Jorge Glas, se encuentra preso desde hace más de una año y medio, acusado de corrupción en el marco del caso Odebrecht. Antes de las elecciones de 2017, en las que ganó el también ex vicepresidente de Rafael Correa, Lenin Moreno, se especulaba con que Jorge Glas fuera el candidato a presidente que diera continuidad al gobierno de Rafael Correa, finalmente fue Moreno quien ganó la candidatura a la presidencia. Luego de la traición a la Revolución Ciudadana -proceso de cambio en Ecuador- muchos analistas ven la prisión de Glas como un asunto personal de Moreno.

Gonzalo Armúa de la Secretaria Operativa de ALBA Movimientos, presente en la embajada, analizó para DataUrgente el devenir del accionar de Lenin Moreno. «Claramente se puede hablar de una traición, a esta altura no hay muchas dudas de eso, un presidente que surge de una fuerza política que se integraba dentro del proceso de soberanía en Latinoamérica y que en poco tiempo empieza a mostrar su giro, primero al capital bancario y financiero, y luego con el acuerdo que está firmando con el FMI habla de toda una estrategia.  Sumado a su política de alineamiento con Estados Unidos, entregando a Julian Assange, que era una de las causas históricas de la dignidad que tenia Ecuador en cuanto a la soberanía y a la defensa a la libertad de expresión y de los derechos humanos. Todo esto demuestra que termina de alinearse a Washington, sumado a su política sobre Venezuela, que es otro de los ejes que articulan a los bloques hoy en Latinoamérica», detalló.

En este sentido Aznares completó el análisis asegurando que se trata de un plan previamente trazado con el imperialismo: «Sin duda lo que ha pasado es que esto no es casualidad, yo creo que es un plan, convenció a los integrantes de la Revolución Ciudadana de que él era el candidato ideal, Correo aceptó eso, pensaba que venía la continuidad de su proceso, y lo que hubo fue un sometimiento al imperialismo de Estados Unidos. Un caso parecido al de Luis Almagro en la OEA; son personajes que se cuelan, que evidentemente venían hablando esto antes, no cambiaron de idea en cuatro días, y que se cuelan en nuestras filas, como se coló Almagro. Y Lenin convenció a todos de que iba a continuar la Revolución Ciudadana, y no lo hizo y está entregando al Ecuador al imperio, pero además está destruyendo todo lo que se había avanzado en Ecuador en materia político y social».

El embajador ecuatoriano en Argentina, Fernando Yépez Lasso , recibió a la delegación que se presentó a sus puertas y recibió el documento con las firmas. Aseguró que ese mismo día iba a transmitir el reclamo a las autoridades ecuatorianas y que se comunicaría en cuanto tenga una respuesta.

Se habló con el Embajador del caso del desarrollador de software libre y cyberactivista Ola Bini, de nacionalidad sueca y residente en ecuador, y que fuera detenido recientemente por las autoridades ecuatorianas, acusado de atacar presuntamente los sistemas informáticos ecuatorianos. Asimismo se le explicó la preocupación de las organizaciones sociales por la persecución política que están viviendo los opositores al gobierno de Lenin Moreno, particularmente quienes se mantuvieron fieles a Rafael Correa y la Revolución Ciudadana. Este es el caso del ex canciller Ricardo Patiño, que en días recientes fue acusado y se pidió su prisión preventiva por un supuesto caso de instigación.

Armúa enmarcó la situación que se vive en Ecuador dentro de un plan internacional que se visibiliza en toda América Latina: «Habla también de una estrategia similar en todo el continente, por eso no hay que analizarlo solo desde Ecuador, porque la situación de connivencia entre el poder judicial, el poder ejecutivo bajo gobiernos títeres de Estados Unidos y los medios de comunicación se está dando en toda la región, lo podemos ver en Brasil con el golpe a Dilma Roussef y la encarcelación de Lula, lo podemos ver en Argentina con la persecución  Cristina Fernández de Kirchner y la oposición política con causas judiciales armadas con los medios de comunicación y amparados por los servicios de inteligencia. Podemos ver que Lenin Moreno se suma a esta estrategia continental de alinear con Estados Unidos a su país con una serie de estrategias que son calcadas», finalizó.

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.