video

Carlos Escudé: “El memorándum de ninguna manera fue una cosa tenebrosa”

En enero de 2013 los gobiernos de Argentina e Irán firmaron un Memorándum de entendimiento, que tenía como objetivo apuntalar la investigación por el atentado a la AMIA. El acuerdo fue aprobado por el Congreso argentino, pero nunca entró en vigencia por no haber sido refrenado por el parlamento iraní.

Sin embargo este documento de tres páginas sería usado -hasta desgastarlo- por el Poder Judicial argentino y el gobierno de Mauricio Macri, para perseguir, procesar y encarcelar a dirigentes opositores, líderes sociales, y ex funcionarios.

Fijate también acá⬇

El primero en la lista de manipuladores del Memorandum es el fallecido Fiscal Alberto Nisman que realizó una denuncia, acusando al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner de encubrir los atentados con la firma del acuerdo con Irán. Luego de su muerte, fue el turno del Juez Bonadío, quien -con Macri ya en la Casa Rosada- armó una causa en esta misma línea, acusando de traición a la patria a la ex Presidenta y a los otros funcionarios involucrados. Luego de varias maniobras judiciales, logró procesarlos e incluso encarcelar a los ex funcionarios Carlos Zannini y Héctor Timerman, a los dirigentes sociales Luis D’Elía y Fernando Esteche, y al referente de la comunidad.

Por estos días La Cámara Federal de Casación rechazó habilitar la feria judicial de enero, para revisar los procesamientos con prisión preventiva de la ex Presidenta el ex Canciller.


 

Entrevistado en el programa Continentes que se transmite por HispanTV, el Doctor en Ciencias Políticas y ex asesor de la cancillería argentina en los años 90, Carlos Escudé, acusó de tergiversación y manipulación del memorándum de forma execrable, por quienes están queriendo sacar rédito político de esto. “El memorándum con Irán a mí nunca me ha parecido un buen instrumento de gobierno, me ha parecido un error, una equivocación, pero de ninguna manera me ha parecido una cosa tenebrosa, una cosa siniestra, sino simplemente un acto de gobierno con el cual uno puede estar de acuerdo y otro puede estar en desacuerdo, a esto se lo tergiversó por completo”, detalló.

Mirá el programa acá👇🏽

Escudé acusó directamente a la Embajada de Israel en Argentina de poner contra las cuerdas en 2013 al entonces canciller Héctor Timerman por la firma del acuerdo con Irán, y enmarcó estos hechos en la política llevada a cabo por el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, de acosar a la República Islámica de Irán.  “Lo que hizo en 2015 en Washington es absolutamente imperdonable, él fue a Washington, en rebelión contra la política de la Casa Blanca de acercar posiciones con Irán, y utilizo a una fracción del Partido Republicano, para dar un gran discurso en el Congreso, en el que se expresó de una manera tendiente a dividir a los norteamericanos, y alejarlos de la política propuesta por el Presidente , al hacerlos se estaba apoyando en algunos sectores de la comunidad judía norteamericana, solamente algunos, porque había otros sectores que opinaban de otra manera”, puntualizó.

Este testimonio cobra aún más valor al tratarse de un estudioso convertido a judaísmo y que dirige el Centro de Estudios de Religión, Estado y Sociedad, dentro del Seminario Rabínico Latinoamericano ‘Marshall T. Meyer’.

Carlos Escudé fue tajante al momento de manifestar su desacuerdo con la política exterior de Netanyahu: “es una persona con la que no simpatizo por unos cuantos motivos, uno de los cuales es que su campaña por seguir con los asentamientos ilegales en Israel, no tiene freno, y otro motivo es que es un hombre que cree que tiene el derecho de intervenir en los asuntos internos de otros estados, especialmente si se trata de estados que tienen una importante comunidad judía.

Fuente: Data Urgente

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.