El Movimiento Estudiantil Argentino en Defensa de la Universidad y la Ciencia Argentina

FUNE – FRENTE UNIVERSITARIO NACIONAL POR LA EMANCIPACIÓN

El Proyecto de Ley de Presupuesto General de la Administración Nacional para el Ejercicio Fiscal del año 2017 elevado por el Poder Ejecutivo Nacional al Congreso de la Nación presenta datos preocupantes para el Movimiento Estudiantil Argentino.

Por los siguientes argumentos, entendemos la propuesta de presupuesto como un engañoso aumento que intenta esconder las verdaderas intenciones del Gobierno en cuanto a Educación Superior, y un descarado ajuste en Ciencia y Tecnología que revela su apuro por desarticular el complejo científico-tecnológico para la soberanía nacional:

Disminución de los gastos corrientes y de infraestructura

Si se compara el presupuesto 2016 con el 2017 se podría pensar que existe un incremento del %45 desde los $51.946 millones de 2016 (aprobado en 2015) a los $75.561 millones propuestos para 2017, pero al realizar la comparación entre la proyección del presupuesto que realmente se está ejecutando en el año 2016 (que incluye los aumentos salariales que incrementaron el presupuesto original) con el presupuesto 2017, vemos que existe un aumento real de sólo %26 en gastos corrientes (salarios, servicios, etc.) y una reducción del %70 en gastos de capital (construcción, adquisición de bienes y equipamiento).

Esta comparación señala que las transferencias para gastos corrientes del año 2016 serán de $62.265 millones y que en el 2017 alcanzarán los $79.019 millones; este valor contendría los $75.561 millones del presupuesto del Ministerio de Educación y Deportes, más las transferencias de los diferentes ministerios. En los gastos de capital, las universidades nacionales sufrirán un ajuste del -%70,1, desde los $1.471 millones de pesos de 2016 a los $440 millones de pesos de 2017. Esos recursos son destinados a reparar, ampliar, construir o adquirir nueva infraestructura, como aulas o laboratorios. Estamos frente a un desfinanciamiento inusitado que agudizará la decadencia edilicia e instrumentos para investigación, entre otros ítems. Con esos recursos, que se consumen principalmente en salarios, no se alcanzará a cubrir los gastos de las universidades nacionales. Más considerando que la inflación de 2016 terminará por encima del %43 anual y nadie cree en el %17 que proyecta el Gobierno para el año próximo.

Disminución de becas

Una disminución de la meta de becas para estudiantes de bajos recursos de 19.334 a 14.350,(4.984 becas, que representa un %25 menos que el año pasado), de las becas para carreras prioritarias de 31.394 a 20.935, y la anulación del programa DeltaG de incentivos para la finalización de la carrera de Ingeniería.

Los montos que cada universidad recibe son valores meramente “indicativos”                

El párrafo tercero del artículo 12 del Proyecto de Ley establece que “los valores indicados en las funciones de la Planilla Anexa son indicativos”. Esta redacción no es clara. Podría significar condicionamientos encubiertos por parte del gobierno para acceder al financiamiento.

Salarios atrasados, y congelamiento de la planta docente y no docente

El proyecto incluye una pauta de aumento salarial del %17 para 2017, obviando el reclamo actual sobre una recomposición que compense la pérdida de poder adquisitivo. Además, el proyecto de presupuesto indica que “Las plantas de personal docente y no docente sobre las cuales se aplicarán los aumentos salariales en el año 2017 serán las vigentes a la fecha de promulgación de la presente Ley, salvo los aumentos de las plantas aprobadas y autorizadas por la SPU.

Brutal ajuste en el presupuesto destinado al desarrollo científico tecnológico de nuestro país

En la propuesta en tratamiento, el presupuesto del MinCyT es recortado en términos absolutos en casi mil millones de pesos, lo que representa una reducción del %32,5 respecto al presupuesto del año 2016. En forma semejante, el presupuesto de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica (ANPCyT) es recortado en 410 millones de pesos, lo que representa una reducción del %32,3 respecto al presupuesto del año 2016. El presupuesto combinado de MinCyT-Conicet-Conae representa sólo un %0,59, siendo este porcentaje el menor desde la creación del MinCyT. Esto impactará negativamente en la financiación de la investigación que se realiza en las Universidades Nacionales y en otros centros de investigación del país representando el peligro de pérdida de la Soberanía Nacional, así como el peligro de perder un gran número de puestos de trabajo calificados y volver a ver emigrar a una generación de jóvenes científicos, en una nueva fuga de cerebros como la que tanto daño nos causó en el pasado y que lleva años reparar.

Por ello, los Presidentes de Centros de Estudiantes y Federaciones estudiantiles, representantes a los Órganos de Cogobierno, y referentes estudiantiles abajo firmantes solicitamos a las Honorables Cámaras de Diputados y Senadores del Congreso de la Nación la modificación del Proyecto de Ley de Presupuesto General para el año 2017 de forma de garantizar el Derecho a la Educación Superior, la continuidad del desarrollo científico-tecnológico para la Soberanía Nacional, y la recomposición salarial de investigadores, becarios, docentes, y nodocentes. 

PARA SUMAR TU FIRMA HACÉ CLICK EN EL ENLACE:  http://bit.ly/2f1Apo2

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.