Alberto salió muy tarde de Lima

El analista internacional Sebastián Salgado habló con Radio Estación Sur sobre la decisión del gobierno argentino de retirarse del Grupo de Lima, compuesto por los gobiernos de derecha de la región y con fuertes intereses injerencistas sobre Venezuela.

Es una victoria más de la comunicación popular, nunca ibas a escuchar decir en canales oficiales que estén dentro del sistema de cable, afines al gobierno, decir algo en contra de que el gobierno de Alberto Fernández permanezca dentro del Grupo de Lima” señaló.

 

Salgado relacionó la demora de un año y medio a “muchísimos condimentos a los que es difícil tener acceso”, y remarcó que es “una salida tardía y hasta timorata”, porque la agenda del 24 de Marzo en Argentina era la conmemoración de los 45 años del Golpe cívico militar, y la reivindicación de los movimientos de Derechos Humanos. “Se fue despacito para llamar no llamar la atención” comentó.

“Alberto Fernández debería recordar que el mandato de un presidente en Argentina dura cuatro años, y que si tarda un año y medio en marcar las primeras líneas de política exterior de integración regional, tal vez esos años se le pueden llegar a pasar bastante rápido. Es un ritmo vacilante, recordemos que también apoyó el informe de Michelle Bachelet que denunciaba una situación de Derechos Humanos en Venezuela y que generó la renuncia de Alicia Castro como embajadora en Rusia”.

El Grupo de Lima contra Venezuela.

El Grupo de Lima se fundó en 2017 por un grupo de países “a través de los cuales Estados Unidos genera una cierta influencia en América Latina” con Mauricio Macri en frente de Argentina, Jair Bolsonaro en Brasil, Lenin Moreno en Ecuador, entre Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Guyana y Santa Lucía  que son los trece países que en ese momento “se unieron para intentar deslegitimar al gobierno de Nicolás Maduro”. 

“Como toda fiesta que se va terminando, algunos comensales empiezan a salir, yo no vine, no estuve, y el presidente Argentino parece ser el primero” expresó el analista.

“Habiendo voces disidentes dentro del Continente habrá sido la cuenta que sacó el gobierno de Estados Unidos iban a generar una corriente de opinión” y sin embargo el grupo no consiguió resultado. Salgado remarcó que el representante por Venezuela es el propio Juan Guaidó “quien se intentó proclamar presidente bajo un arbol”.

“El comunicado de Cancillería Argentina, decir que es tibio es mínimo” expresó el periodista ya que “todas las acciones que ha tomado el ingeniero agrónomo Felipe Solá no termina de reconocer a Maduro”.

Eso se ve expresado en el comunicado de retirada del Grupo, donde proponen “un diálogo del que deben formar parte pero del que no pueden apartar a la oposición en su conjunto”, organizaciones no gubernamentales y hasta la Iglesia católica. Salgado remarcó: “No hay institución más desestabilizadora que la Iglesia en Venezuela”.

Facebook Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.