video

ALBA celebra cumbre con eje solidario y condena al imperialismo

La alianza regional ALBA-TCP celebra su XVIII cumbre sobre el eje de solidaridad y condena al imperialismo, y la reintegración de Bolivia.

La Cumbre XVIII de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América- Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) se realizó el lunes de forma virtual por la pandemia, bajo el liderazgo de Venezuela.

Desde sus respectivos países, los presidentes de Cuba, Miguel Díaz-Canel, y de Venezuela, Nicolás Maduro, pronunciaron discursos de inauguración del evento, que también contó con la participación de otros líderes regionales.

En la Declaración de la XVIII Cumbre, pronunciada por el nuevo secretario general de la ALBA-TCP, Sacha Llorenti, los líderes regionales ratifican su “compromiso con la integración latinoamericana y caribeña, que nos permita enfrentar unidos las ansias de dominación imperialista y las amenazas crecientes a la paz y la estabilidad regionales”.

Además, enfatizan la necesidad de fortalecer la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y celebran la reincorporación de Bolivia al ALBA-TCP.

Durante su intervención, el presidente de Cuba rechazó las medidas coercitivas unilaterales y las agresiones propiciadas por Estados Unidos contra su país y otros pueblos de la región, como Nicaragua y Venezuela, con el objetivo de promover un cambio de gobierno

El mandatario cubano aseveró que la pandemia de la COVID-19 ha obligado al desarrollo inmediato de mecanismos de adaptación a una nueva realidad que impone inmensos retos en los sistemas de salud y las economías, los cuales requieren soluciones y enfoques creativos que privilegien la cooperación y solidaridad.

Por su parte, el presidente de Venezuela propuso en el evento que el Banco del ALBA garantice el financiamiento de la vacunación masiva contra el coronavirus, causante de la COVID-19.

Otro punto destacado del cónclave fue el regreso del Estado Plurinacional de Bolivia al organismo de integración, después de la recuperación democrática en el país andino. Debido a ello, el presidente boliviano, Luis Arce, fue el tercer jefe de Estado en hacer uso de la palabra.

“Hace 16 años se creó el ALBA para hacer frente al neoliberalismo (…). Debemos incentivar el crecimiento de los pueblos a través del ALBA y las alianzas solidarias”, declaró Arce en su comparecencia.

A su vez, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, celebró la victoria del pueblo venezolano en las elecciones parlamentarias del pasado 6 de diciembre pese a los esfuerzos del Gobierno de Estados Unidos “de volcar sus recursos para darle un golpe a la institucionalidad del Estado de Venezuela y al Gobierno de Nicolás Maduro”.

Además, señaló que el regreso de Bolivia al ALBA-TCP es “una victoria del pueblo boliviano (…), de los pueblos del ALBA y de los pueblos latinoamericanos y caribeños identificados con los ideales de la lucha histórica”.

Seguidamente, el primer ministro de República Dominicana, Roosevelt Skerrit celebró los 16 años de una alianza que promueve la cooperación y el multilateralismo, y que repudia el intervencionismo.

El encuentro se realizó en el marco de la celebración del aniversario número 16 desde la fundación del ALBA-TCP bajo el impulso de los líderes revolucionarios en la región latinoamericana y caribeña, los fallecidos presidentes Hugo Chávez (Venezuela) y Fidel Castro (Cuba), el 14 de diciembre de 2004.

Facebook Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.