Eliminan visas a estadounidenses e israelíes en Bolivia

La eliminación del requisito de visas de ingreso a Bolivia para estadounidenses e israelíes se sumó a las medidas de desmontaje de las decisiones del gobierno de Evo Morales, emprendido por el régimen de Jeanine Áñez.

El decreto correspondiente fue dictado por un gobierno que insiste en llamarse provisional y que, según la Constitución, tiene como única misión convocar a elecciones, cuya fecha sigue sin definir, tras más de un mes de vigencia, según advierten sus críticos.

‘Tenemos la necesidad de abrirnos al mundo y eso no significa perder nuestra esencia, nuestra cultura, menos aún nuestra identidad. Bolivia necesita apertura comercial para incrementar el flujo del turismo y de las inversiones extranjeras’, dijo Áñez en un intento de justificar el decreto y ensalzó a Estados Unidos e Israel.

La norma echa por tierra decisiones soberanas que, en el caso de Estados Unidos, significaron aplicar estrictamente el principio de reciprocidad, pues Washington exige visa para el ingreso de bolivianos a su territorio.

La medida evidencia la extrema afinidad del régimen golpista con Estados Unidos, expresada en el insólito hecho de que, antes de que este formalizara su reconocimiento a Áñez, esta ya se había apresurado a nombrar al viejo político conservador Walter Serrate como embajador en Washington.

El gobierno de Morales declaró en septiembre de 2008, ‘sin miedo al imperio’, persona no grata al embajador de Estados Unidos aquí, Philip Goldberg, por intromisión en los asuntos internos bolivianos, debido a que alentaba a un violento movimiento opositor separatista.

‘No queremos gente separatista ni divisionista ni que conspire contra la unidad; no queremos personas que atenten contra la democracia’, dijo el entonces mandatario indígena y desde entonces las relaciones bilaterales se mantuvieron en el nivel de encargados de negocios.

La ruptura de relaciones con Israel se produjo en 2009 debido a los actos de genocidio y crímenes de lesa humanidad cometidos por el Estado sionista en territorio de Gaza, donde las tropas israelíes dieron muerte a más de mil palestinos, en su gran mayoría civiles no combatientes, incluyendo niños.

El gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS) impuso la obligación de visa a los visitantes israelíes en 2015, cuando Morales declaró ‘Estado terrorista’ a ese país, tras nuevas agresiones a la población civil palestina, objeto de repudio mundial.

Fuente de origen: Prensa Latina

Facebook Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.