Más represión al periodismo: Carabineros disparó lacrimógena en cabeza de camarógrafo

Ni los informes de Amnistía Internacional o de Human Rights Watch ni las querellas del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), así como tampoco las manifestaciones que a lo largo de todo el mundo se han llevado a cabo denunciando lo que ocurre en Chile, han logrado detener las violaciones sistemáticas a los Derechos Humanos que está cometiendo el gobierno de Sebastián Piñera.

A las agresiones sufridas en cada manifestación por parte de la ciudadanía a manos de Carabineros, ahora debemos sumar las que enfrentaron por estos días miembros de la prensa local e internacional en ese mismo contexto.

El pasado sábado 23 de noviembre, en el marco de una nueva concentración en la Plaza de la Dignidad, la fotógrafa y corresponsal argentina Paula Acunzo fue brutalmente agredida por funcionarios policiales. La periodista de Pressenza explicó al medio local Pa que cuando Fuerzas Especiales vio su casco de PRENSA le lanzó directamente el chorro del carro lanza aguas al cuerpo. Luego, agregó que “cuando me agaché, un carabinero me dio un palo (lumazo) en la cara”.

Junto con ello, la policía le rompió la cámara fotográfica a Acunzo.

A esta brutal agresión se suma la sufrida este domingo por el camarógrafo de la Señal 3 La Victoria, Gonzalo Barría, quien recibió una lacrimógena lanzada por Carabineros directamente en su rostro.

El hecho -que quedó registrado en un video difundido por el medio de comunicación- ocurrió en el marco de una manifestación feminista que, entre otros lugares, llegó también hasta el exterior de la Tenencia Carlos Valdovinos de Carabineros en la comuna de Pedro Aguirre Cerda.

En conversación con El Ciudadano, ‘Polo’ Lillo, director de la Señal 3 La Victoria, detalló que a Barría se le debieron colocar puntos en la frente, en donde tiene una contusión. “Es grave, porque él estaba con su chaqueta, con su credencial de prensa, con sus implementos, con su cámara, y la bomba fue lanzada directamente a su cara”, detalló el comunicador.

En ese sentido, Lillo apuntó que “es una desgracia cuando se ataca a la prensa -sea alternativa o la prensa que sea-, porque es un ataque a la democracia y a la libertad de expresión, y de esto se tienen que hacer cargo (Sebastián) Piñera y (Gonzalo) Blumel para abajo, y los pacos”.

“Esto es sistemático en contra de la prensa, nacional e internacional”, acusó el director del medio de La Victoria, aludiendo justamente a lo ocurrido con la reportera argentina mencionado anteriormente. Por ello es que están estudiando la presentación de una querella para que se establezcan las responsabilidades políticas.

Por último, Lillo advirtió que en menos de un mes son dos los trabajadores de la Señal 3 La Victoria que han sido atacados por Carabineros. Ante esto, el comunicador declaró que “eso tiene otro tipo de connotación, eso ya es persecución, eso es ir en contra de la prensa libre”.

Acá el registro de la agresión sufrida por el trabajador de la Señal 3 La Victoria.

Fuente de origen: El Ciudadano

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.