Uruguay: ballottage con final abierto entre Lacalle Pou y Martínez

La Corte Electoral no anunció ganador.

Con una ínfima ventaja de menos de 28.666 votos, la fórmula del Partido Nacional (PN) se impuso a la del Frente Amplio (FA), lo que implica que, como la diferencia es menor que el número de votos observados, el resultado deberá dirimirse con el conteo de estos. Tan pareja fue la situación que la propia Corte Electoral anunció que no confirmará al ganador hasta que se termine de contabilizar los votos observados (unos 35.000), debido a la estrecha distancia entre las dos fórmulas. Ayer, incluso, ningún dirigente de ninguno de los bloques se atrevió a vaticinar la victoria. Al respecto, el presidente de la Corte Electoral, José Arocena, sostuvo en Radio Carve que mañana comenzará el escrutinio secundario y recién entre el jueves y el viernes será efectivamente designado el futuro presidente.

Si bien en un principio algunas proyecciones del escrutinio daban como ganador al candidato nacionalista, Luis Lacalle Pou, con una diferencia de hasta tres puntos porcentuales, el margen se fue achicando con el paso de los minutos.

La fórmula frenteamplista se impuso sólo en dos de los 19 departamentos, pero se trata de los dos más poblados, Montevideo y Canelones. La amplitud por la que el oficialismo se impuso en esos dos departamentos (54,2% y 51%, respectivamente) hizo que la elección se volviera extremadamente pareja. En el resto de los departamentos en los que el oficialismo había ganado en octubre (Rocha, San José, Colonia, Soriano, Río Negro, Paysandú y Salto) se impuso la fórmula nacionalista, posiblemente con el apoyo de simpatizantes del resto de los partidos que apoyan a la coalición que encabeza el PN. En todos esos casos, el oficialismo había vencido con menos de 40% de los votos en octubre, y la suma del resto de los partidos superaba ampliamente a lo obtenido por el FA.

Los resultados de las elecciones de ayer reflejan que el candidato nacionalista no logró captar a la totalidad de quienes votaron a los partidos de la coalición en octubre. La suma de los votos por esos partidos ascendió a 54,05% en octubre, mientras que ayer Lacalle Pou, según los resultados preliminares de la Corte Electoral, consiguió 48,02%, mientras que Martínez alcanzó 46,8%. Respecto de la primera vuelta, Lacalle Pou incrementó su votación en 19,4%, mientras que Martínez lo hizo en 7,78%.

Daniel Martínez esperará resultados de la Corte Electoral para reconocer datos finales

Los resultados de la Corte Electoral (CE) no permitieron anunciar, anoche, al ganador de la elección presidencial. A partir de esa premisa, Daniel Martínez no dio por perdida la contienda y salió a festejar con los miles de militantes que se acercaron a 18 de Julio y Yaguarón haber descontado los cinco o seis puntos de diferencia que proyectaban todas las encuestadoras y estar peleando “voto a voto” el balotaje.

Después de reunirse unos minutos con su equipo de asesores y dirigentes del Frente Amplio (FA) en el hotel Crystal Tower, la fórmula frenteamplista subió con ellos al escenario. “Recién hablamos con la CE y no se va a terminar [el escrutinio]. Quedan todavía algunos votos por contar, pero la diferencia no va a ser superior a los votos observados. Por lo tanto, queda esperar todavía para saber el resultado final”, dijo Martínez al inicio de su discurso, y señaló a sus simpatizantes que en torno a mañana se sabrá quién será el presidente de todos los uruguayos.

Reflexionó que esta elección, “que parecía para algunos que iba a ser otra cosa”, resultó en que “casi con seguridad ninguna de las dos opciones va a llegar a 50% de los votos, lo que indica que tenemos la tarea histórica de buscar los entendimientos y las construcciones que nos permitan pensar en un solo país”, y agregó que “quedó demostrado que no alcanzaba hacer acuerdos entre cuatro paredes”. “El pueblo uruguayo es inteligente, decide con su corazón y con su cabeza. Aceptemos ahora el desafío y usemos la inteligencia”, apuntó el candidato, y fue interrumpido por el grito de la gente: “Milicos nunca más”.

“Nos enfrentamos a una situación inédita en Uruguay, que requiere la capacidad, la mano tendida, el corazón grande. Recién me mandaron un mensaje con una frase maravillosa, y a veces las frases sintetizan mucho más que 1.000 discursos. La frase decía: ‘Intentaron enterrarnos, lo que no sabían es que somos semillas’”, manifestó.

En su discurso Martínez agradeció a los militantes frenteamplistas, pero también a aquellos que después del 27 de octubre, sin pertenecer al FA volcaron su voto a la fórmula oficialista y participaron en la campaña “Voto a voto”. “Por eso, sea cual sea el resultado final que dé la Corte Electoral, acá hay un pueblo que dijo: ‘Estamos presentes, no queremos ser pasivos en la historia de la patria, queremos ser protagonistas’”, agregó. Por último, llamó a todos los presentes a celebrar el resultado alcanzado hoy: “¡A festejar esta gesta increíble!”.

Aunque con los resultados que daba la CE con más de 99% de los circuitos escrutados la ventaja del candidato del PN, Luis Lacalle Pou, parecía indescontable, los dirigentes frenteamplistas celebraban ayer el “empate” casi como una victoria. “El FA sale fortalecido. Hay una diferencia tan pequeña –que veremos para qué lado es finalmente–, pero luego de 15 años de gobierno el FA saca 40% de los votos, pelea voto a voto el balotaje y demuestra que es la fuerza política más grande de Uruguay”, aseguró Pablo Ferreri, subsecretario de Economía y Finanzas. “Para el FA es una victoria: salió de atrás, con cinco partidos en contra, contra gente que daba por perdido esto, y hoy estamos a una semana de saber quién es el presidente”, aseguró el diputado José Carlos Mahía, quien añadió que en los observados “se va a ver voto a voto”. “Esto es inesperado para todos”, decía la senadora Constanza Moreira.

La reacción ante el video de Guido Manini Ríos y el editorial del periódico militar y los uruguayos que llegaron desde el exterior a participar en la segunda vuelta, que fueron más que los que vinieron en octubre, son algunos de los motivos que, para los dirigentes frenteamplistas que estaban ayer acompañando a la fórmula en el Crystal Tower, explicaban la diferencia entre el resultado de ayer y las proyecciones que hacían las encuestadoras. “Todas convergían a 50 versus 44”, decía Moreira. Pero, más allá del efecto Manini Ríos y de los uruguayos que llegaron desde el exterior, todos reivindicaron la tarea de la militancia. “La gente. Esto o la gana la gente, o arrimó enormemente la gente. Más allá de las campañas, de los dirigentes, de las responsabilidades políticas, es la gente, el Frente Amplio movilizado”, sostuvo Ferreri.

El senador Rafael Michelini atribuyó el empate técnico a “un esfuerzo enorme de la militancia de convencer y convencer”. Por su parte, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García, sostuvo que, “un par de horas antes” de que se conocieran las primeras proyecciones, desde el comando del FA “teníamos algunos datos muy positivos” y, en ese sentido, la “sorpresa [del resultado] no fue ahora”. Según supo la diaria, el comando de la fórmula frenteamplista en su proyección daba dos puntos porcentuales más a Martínez. García dijo que no ha hecho ningún análisis de por qué se redujo la brecha que pronosticaban las encuestas.

La senadora electa Carolina Cosse dijo que los resultados le generan mucho “orgullo de la militancia frenteamplista, que demostró todo su compromiso, lucidez, dio su tiempo, sus ganas y su corazón”, y destacó el esfuerzo de los jóvenes. La ex precandidata del FA sostuvo que la fuerza política “le debe esto a la juventud” y la conduce a “redimensionar la gesta del FA”.

Entre los miles de militantes que se acercaron al hotel había satisfacción por el resultado. “Hay algo que sigue vivo. Nos renueva la ilusión”, sonaba “Cielo de un solo color”, la canción de No Te Va Gustar, y la gente cantaba con toda su energía. La información de que la proyección del escrutinio que hizo el centro de cómputos del FA le daba dos puntos de ventaja a Martínez se esparció entre los militantes y alimentaba el entusiasmo. “A don José”, “A redoblar” y “Vamo’ arriba la celeste” pintaban el momento de ánimo, que luego se desinfló a medida que la CE avanzaba en el escrutinio e informaba de la ventaja, aunque corta, de Lacalle Pou. “Dale alegría a mi corazón”, de Fito Páez, y “En mi país”, de Alfredo Zitarrosa, se escuchaban desde los parlantes mientras se esperaba a la fórmula.

Fuente de origen: La Diaria

Facebook Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.