Un acuerdo secreto con Brasil acorrala al presidente de Paraguay

En Paraguay, cuando los ciudadanos salen a protestar contra los políticos, el final siempre es incierto. De momento, el presidente Mario Abdo Benítez parece tener el cargo asegurado después de que ayer la mayoría del oficialista Partido Colorado dejara sin quórum la Cámara de Diputados para evitar que se votara el inicio del impeachment contra el mandatario derechista.

El juicio político que podría acabar en la destitución del presidente ha sido solicitado por el Partido Liberal Radical Auténtico, la principal formación opositora, después de que en los últimos días las protestas contra Abdo se intensificaran en las calles de Asunción.

Abdo es cuestionado tras la firma de un acuerdo secreto con Brasil por la gestión de la central hidroeléctrica binacional de Itaipú, la joya de la economía paraguaya, un factor de altísima sensibilidad nacional. El acuerdo, suscrito el 24 de mayo en Brasilia, dejó de ser secreto a finales de julio y el escándalo estalló cuando se comprobó que era perjudicial para Paraguay y muy beneficioso para Brasil. La oposición denuncia una “cesión de soberanía”.

El presidente anuló el acuerdo el 1 de agosto y anunció las destituciones de todos los implicados en las negociaciones, alegando que no estaba al corriente de la letra pequeña, pero posteriormente la prensa publicó chats de conversaciones del mandatario que demostraban lo contrario, agravándose la crisis.

Cinco altos funcionarios, incluido el ministro de Exteriores, Luis Alberto Castiglioni, se han visto forzados ya a dejar el cargo. El primero en dimitir fue Pedro Ferreira, presidente de la empresa eléctrica estatal ANDE, que gestiona la parte paraguaya de Itaipú, lo que destapó el caso y provocó la filtración del acuerdo. Ferreira se había negado a suscribir el documento secreto porque suponía una pérdida para Paraguay de al menos 222 millones de euros. También cayeron, de momento, el fugaz sustituto de Ferreira, el embajador paraguayo en Brasil y el director de la central.

Situada sobre el río Paraná en la frontera entre Paraguay y Brasil, la presa fue inaugurada en 1984 y es fruto del tratado de Itaipú, firmado por ambos países en 1973. Es la segunda central hidroeléctrica más grande del mundo en capacidad instalada, tras la de Tres Gargantas, en China, aunque Itaipú es la primera en volumen de producción.

Desde su inauguración, la presa ha supuesto un conflicto permanente con Brasil, que se beneficia del 90% de la producción hidroeléctrica. El tratado de Itaipú es percibido como injusto por los paraguayos porque, aunque ambos países negocien periódicamente el intercambio energético como en el polémico acuerdo, el pacto de 1973 establece que Paraguay tiene la obligación de vender su excedente de energía a Brasil por una cantidad fija que hoy es de unos 312 millones anuales, cifra considerada irrisoria por los ciudadanos. El tratado debe ser revisado en el 2023, cincuenta años después de su firma y los paraguayos esperan con ansia esa fecha.

La cercanía de Abdo con el presidente brasileño ultraderechista, Jair Bolsonaro, ha hecho que la opinión pública paraguaya vea motivos ocultos en el acuerdo. Además, el Partido de los Trabajadores ha pedido a la Fiscalía de Brasil que se investigue a Bolsonaro porque el pacto anulado beneficia a una empresa energética vinculada a su familia.

Abdo se defiende insistiendo en el desconocimiento de las negociaciones y responsabilizando al dimitido ministro de Exteriores; alega que se fio de su criterio y de los responsables de ANDE. “Yo no hago un análisis técnico”, afirmó Abdo.

El impeachment no se llevará a cabo, de momento. Pero en Paraguay, cuando empieza una crisis política, no se sabe cómo acabará. El principal periódico del país, ABC Color, lo reflejaba bien ayer en un titular de su web: “No habrá juicio político, por ahora”.

En el programa Continentes de HispanTV, el periodista Sebastián Salgado entrevista al ex candidato a vicepresidente de Paraguay, Leonardo Rubín, donde conversan sobre la larga historia de corrupción del gobernante Partido Colorado. Podés mirarlo acá ⇓

 

Fuente de origen: La Vanguardia

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.