Cambiemos, la alianza de Macri, pierde en dos provincias argentinas la elección a gobernador, por Stella Calloni

 Buenos Aires. El gobierno del presidente argentino, Mauricio Macri, perdió nuevamente en las elecciones para gobernadores en las provincias de San Juan y Misiones, donde ganaron Sergio Uñak y Óscar Herrera Ahuad, respectivamente, ambos del peronismo, con lo cual suman 11 las provincias donde Cambiemos ha sido derrotado.

Uñak ganó por mucho más del doble de votos sobre el abanderado de Cambiemos, y en el caso de Misiones perdió también por gran diferencia el senador Humberto Schiavoni, presidente nacional de Propuesta Republicana (PRO) de Macri.

Corrientes sería la única provincia gobernada por Cambiemos, en especial por la Unión Cívica Radical, donde esta alianza habría ganado sólo en los comicios legislativos locales.

En tanto, a estas horas el gobierno, además de enfrentar el más grande escándalo judicial desde el regreso de la democracia (1983) al país, ante las investigaciones por la red de extorsión, escuchas ilegales y armado de causas falsas, en el que están involucrados organismos estatales, funcionarios, jueces, fiscales, periodistas y medios afines, a los cuales esta administración ha favorecido ostentosamente, surge ahora otro escándalo por corrupción, esta vez por la construcción de una obra faraónica llamada el Paseo del Bajo, que sin estar totalmente terminada fue inaugurada recién por el intendente de Cambiemos en esta capital, Horacio Rodríguez Larreta, acompañado del presidente.

El periodista Gustavo Sarmiento denunció ayer en el diario Tiempo Argentino que la obra fue redireccionada en favor del primo del mandatario Ángelo Calcaterra y generó una rentabilidad exorbitante para las empresas, con una toma de deuda por cientos de millones de dólares, y señala que desde la auditoría se denunció esta situación, pero la causa recayó en el juzgado de Claudio Bonadío, donde permanece congelada.

Señala la denuncia que la licitación del corredor vial que va de la autopista Illia a la Buenos Aires-La Plata (Paseo del Bajo) se realizó en 2016 con un costo original de mil 95 millones de pesos por kilómetro, convirtiéndola en la más cara de la historia porteña. Con las redeterminaciones de precios y los valores en dólares, se calcula un costo final tres veces mayor.

Al menos 4 mil millones de pesos del total de la obra fueron ganados en 2016 por el primo del presidente Ángelo Calcaterra, a cargo de Iesca SA, asociada con Fontana Nicastro, cuyos dueños, los Andrenacci, fueron donantes de la campaña de Cambiemos y patrocinadores de la Fundación Suma, de la vicepresidenta Gabriela Michetti.

El caso fue asignado inicialmente al juzgado de Sebastián Casanello, pero apareció Bonadío y solicitó que se le enviara el expediente porque llevaba un asunto similar, por denuncias de notas periodísticas. En su despacho el tema fue congelado hasta hoy, tanto por el magistrado como por el fiscal Carlos Stornelli, a pesar de que originalmente se habían secuestrado 36 cajas con documentación, señala el periodista. Esta denuncia se unirá a otras que se presentarán la próxima semana, lo que podría ser una de las más fuertes sobre corrupción del gobierno actual y sobre la fuga de divisas que agravan la crisis nacional.

 

Fuente de origen: La Jornada

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.