Organismos defensores de derechos humanos exigen a Macri el despido de Bullrich, ministra de Seguridad, por Stella Calloni

Toda su gestión ha incurrido en prácticas contra las garantías, acusan grupos encabezados por Madres de Plaza de Mayo, línea Fundadora. 
Por Stella Calloni 

Buenos Aires. Todos los organismos de derechos humanos, encabezados por Madres de Plaza de Mayo, línea Fundadora, exigieron este lunes al presidente Mauricio Macri la separación del cargo de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y apoyaron el pedido de juicio político presentado por diputados de distintos bloques de la oposición parlamentaria ante la responsabilidad que le compete a la funcionaria por las flagrantes situaciones de violencia institucional promotoras de tanta muerte y sufrimiento.

Exigieron que sea inmediatamente separada de su cargo, al advertir que Bullrich incurrió en prácticas contrarias a los principios más elementales en materia de seguridad democrática, desde el principio de su gestión, avalada por el presidente Mauricio Macri.

Destacaron que la titular de Seguridad ha argumentado groseramente en favor del accionar de las fuerzas de seguridad a su cargo, en diversos hechos de violencia estatal acaecidos a lo largo y ancho del país, tomando partido por distintos miembros de esas fuerzas implicados en graves delitos.

Mientras, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner se presentó esta mañana en la segunda audiencia del juicio por el asunto de obra pública en la provincia de Santa Cruz, a pesar de haber sido autorizada a faltar por sus tareas en el Senado. Esta decisión de la ex mandataria impidió una maniobra del tribunal federal oral dos, que intentaba alargar las audiencias y que este día continuó con la lectura del expediente de la acusación –antes de entrar en un nuevo receso– que siguió con la lectura del requerimiento de elevación a juicio, que se extenderá, al menos, hasta la siguiente audiencia, el próximo 3 de junio.

La sala de audiencias estaba colmada de artistas de cine, teatro, cantantes, personalidades de Abuelas y Madres de Plaza de Mayo y dirigentes políticos que aplaudieron la llegada de la ex mandataria, quien no hizo declaraciones y se sentó en tercera fila, detrás del ex ministro Julio de Vido, el empresario Lázaro Báez, ambos detenidos preventiva e ilegalmente, y Carlos Kirchner, primo de su fallecido esposo.

Gregorio Dalbón, del equipo de abogados de la ex presidenta, recordó a la prensa que el proceso es ilegal, pero que la ex mandataria va a conducirse conforme a derecho siempre que no tenga labor parlamentaria y se cumplan las normativas, comparando esta situación con la maniobra del gobierno y la justicia adicta que no ha tomado medidas, en el caso del fiscal Carlos Stornelli, quien permanece en rebeldía y continúa sin presentarse ante el Tribunal de Dolores, provincia de Buenos Aires, a pesar de que la Cámara (tribunal) ratificó las acciones del juez Alejo Ramos Padilla y le ordenó nueva citación e incluso el desafuero.

Asimismo, continúan las consecuencias de la fuerte movida política generada por la decisión de Fernández de Kirchner de anunciar la candidatura presidencial del ex jefe de gabinete Alberto Fernández, a quien secundará en la vicepresidencia, lo que obligó al desenmascaramiento no sólo en las filas del peronismo, sino de los sectores de la alianza Cambiemos.

Ayer se realizó la convención de la Unión Cívica Radical (UCR), donde se advirtió la indignación, protesta y rechazo de las bases a su continuidad con Cambiemos, que algunos dirigentes han decidido seguir llamando a ampliar los mecanismos y demandando una mayor participación, pero enfrentando a sectores desafiantes ligados con la UCR del ex presidente Raúl Alfonsín. Se escucharon duros discursos contra el presidente Macri en una reunión más que caótica en medio de cánticos: Macri, hijo de puta,la puta que te parió, que atronaron en la sala.

Se estima que como ya se fueron muchos jóvenes, habrá fuertes deserciones partidarias de quienes creen que esta dirigencia traicionó los principios del radicalismo.

 

Fuente de origen: La Jornada

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.