video

La soja transgénica amenaza la producción de miel en Argentina

Estos campos se encuentran en la provincia de Entre Ríos, en la Mesopotamia Argentina. Unas décadas atrás había girasol, trigo, maíz, sorgo; hoy el sesenta y cuatro por ciento de las tierras son sembradas con soja.

La expansión de la frontera agrícola, determinada principalmente por el monocultivo transgénico, además del agotamiento de la tierra y de las consecuencias del uso de agrotóxicos, trae aparejado otro problema.

Walter Farina es doctor en Biología y dirige un grupo de investigadores que se especializan en abejas. Sus estudios han determinado los efectos de los pesticidas en el comportamiento de estos insectos.

El avance del monocultivo transgénico y los pesticidas, que han diezmado una parte importante de las colmenas a lo largo de todo el territorio argentino, ha hecho que apicultores como Carlos buscaran aquí, en el Delta del Río de la Plata, donde se encuentra uno de los últimos reductos, prácticamente virgen, el lugar donde instalar y producir con sus colmenas.

Cientos de arroyos, ríos y canales se entraman en un laberinto de islas que conforman el Delta del Paraná, un río de de aguas sedimentarias que desemboca en el Río de la Plata, dando vida a un lugar único a sólo 30 kilómetros de la ciudad autónoma de Buenos Aires.

La despoblación de abejas viene alertando a la comunidad científica mundial, quienes advierten de los peligros que esto implica para la vida humana en la tierra, por tratarse del insecto polinizador por excelencia.

Si bien Argentina se mantiene líder mundial en exportación de miel, en los últimos años ha disminuido el volumen de venta al exterior: mientras que en el año 2000 se exportaban unas 100.000 toneladas, actualmente, rondan las 78.000 toneladas.

Fuente: Cámara al hombro, HispanTV

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.