Aseguran que el secretario de la OEA promueve la intervención militar en Venezuela

El gobierno de Maduro emitió un comunicado y la Canciller Delcy Rodríguez dio un duro discurso ante los miembros del organismo. El analista de política internacional, Lido Iacomini aseguró que los ataques de Almagro a Venezuela son consecuentes “con su posición pro-norteamericana”.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, insistió con sancionar a Venezuela. El gobierno de Nicolás Maduro emitió un comunicado en el que asegura que “hay en curso un acoso contra la República Bolivariana de Venezuela dirigido por los Estados Unidos de Norteamérica a través del ocupante de la Secretaría General de la OEA”. La canciller Delcy Rodríguez criticó con dureza a Almagro a quien llamó “mentiroso, deshonesto, malhechor y mercenario”.

El comunicado del Gobierno Bolivariano asegura que “hay en curso un acoso contra la República Bolivariana de Venezuela dirigido por los Estados Unidos de Norteamérica a través del ocupante de la Secretaría General de la OEA, Sr. Luis Almagro, y un grupo de países que han conformado una facción minoritaria, y han fomentado un ambiente internacional pernicioso sobre el transcurrir de la vida democrática en Venezuela, pretendiendo socavar su soberanía e independencia”.

“La República Bolivariana de Venezuela rechaza categóricamente el plan intervencionista que una facción minoritaria de países dentro de la OEA pretende acometer contra nuestra Patria, así como repudia el desmedido e ilícito comportamiento del Sr. Luis Almagro a través de sus acciones criminales contra los Poderes Públicos del Estado venezolano. De persistir esta ilegal, unilateral, desviada y parcializada actuación a favor de los extremistas violentos en Venezuela, procederemos con severidad y firmeza a través de los medios diplomáticos, de los instrumentos del Derecho Internacional y conforme al orden constitucional venezolano”, concluye.

Por su parte, la canciller afirmó que “la agresión multiforme económica contra Venezuela ha estado acompañada por los poderes fácticos internacionales financieros y mediáticos, alentados por un plan articulado y respaldado desde Washington. Almagro no actúa solo ni por sí mismo. Es conducto de los mandatos que desde esta ciudad (Washington) le dictan. Y acompaña, además, su gestión con el contubernio de una facción pequeña de un grupo de países en el seno de la OEA. Un objetivo los vincula desde distintas posiciones, crear el ambiente en la comunidad internacional de que ‘algo grave sucede en Venezuela’ y así justificar la intervención en todas sus formas”.

Rodríguez aseguró contundentemente: “No me equivoco cuando afirmo que el señor Almagro es un mentiroso, deshonesto, malhechor y mercenario”.

El coordinador de la Comisión de Asuntos Internacionales de Carta Abierta y analista de política internacional, Lido Iacomini, aseguró a Política & Medios que “Almagro es consecuente con su posición pro-norteamericana. No es casual que haya sido el elegido en la OEA. No hay que separar esta cuestión del papel que comenzó a jugar ese organismos una vez que se opacó el papel de la UNASUR, la CELAC y los organismos creados en Latinoamérica al margen de los Estados Unidos”.

“La OEA tradicionalmente ha sido un ministerio de colonias de Estados Unidos y Almagro cumple ese papel de manera consecuente”, afirmó.

Iacomini remarcó que “las declaraciones y acciones de Almagro complementan perfectamente ese perfil que se viene instalando en Latinoamérica a partir de los retrocesos de los movimientos populares-antiimperialistas”.

“Si bien, veo difícil que Trump en este momento pueda tomar la decisión de una intervención directa, siempre es una opción para los Estados Unidos”, señaló.

En relación al documento firmado por un grupo de países de la OEA, entre los que está Argentina, en el que se reclama la libertad de “los presos políticos” en Venezuela, Iacomini aseguró que “lo menos que se puede decir de la actitud del gobierno argentino es que es hipócrita. El gobierno de Macri cuestiona los supuestos ‘presos políticos’ en Venezuela y, en Argentina, sigue detenida arbitrariamente Milagro Sala. Eso es muy cínico”.

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.