Histórica visita del presidente de Mozambique a zona rebelde

El presidente de Mozambique se reunió con líder opositor en zona controlada por los rebeldes

 

El presidente mozambiqueño Filipe Nyusi, del Frente de Liberación de Mozambique (Frelimo) conversó en territorio bajo control de la Resistencia Nacional Mozambiqueña (Renamo), con su líder MozambiqueAfonso Dhlakama.

De acuerdo al mandatario la charla versó sobre “asuntos militares, concretamente sobre el desarme, desmovilización y reintegración” de la Renamo a las fuerzas de Defensa de Mozambique. Además se precisaron “los pasos para el fin de las hostilidades militares” y así “abrir una nueva era para una paz efectiva y duradera”.

El histórico encuentro se realizó luego de varios meses de negociaciones y un alto el fuego por tiempo indefinido decretado por la Renamo en mayo del año pasado. De estos diálogos surgió la propuesta de una reforma constitucional que inlcuya distintas propuestas de la oposición.

Tras alcanzar un alto el fuego en septiembre de 2014, la Renamo aceptó concurrir a las elecciones de octubre de ese mismo año. Sin embargo desconoció el triunfo del Frelimo (gobernante desde 1975) y retomó la guerra con el objetivo de gobernar seis provincias del centro y norte del país.

El Frelimo, artífice de la independencia el 25 de junio de 1975, debió enfrentar -apenas asumió el gobierno- una guerra civil contra la Renamo financiada y apoyada por EE.UU. Ambas organizaciones firmaron hace 25 años el acuerdo de Roma que puso punto final a las hostilidades hasta que la oposición retomó la guerra en 2012.

Oposición dividida y aumento del cupo femenino en las legislativas de Yibuti

YibutiEl pequeño país del cuerno de África realizó el 23 de febrero elecciones para renovar las 65 bancas de la Asamblea Nacional. Si bien aún no se conocen los resultados oficiales, las 200 mil personas inscriptas para votar (sobre más de 900 mil habitantes) apoyaron mayoritariamente a la alianza gobernante: la Unión para la Mayoría Presidencial del mandatario Ismael Omar Guelleh.

Es que la oposición se presentó dividida, con muchos partidos sin alcance nacional y algunos, incluso, llamaron al boicot considerando que no estaba garantizada la transparencia de los comicios.
Sin embargo la misión de observación de elecciones de la Unión Africana (UA) liderada por Anicet-Georges Dologuele, ex primer ministro de la República Centroafricana, no denunció ninguna irregularidad.

En ese sentido la principal novedad de las legislativas fue la entrada en vigencia de la ley de cupo que reserva el 25% de los escaños para las mujeres, frente al 10% que se establecía previamente.

Cabe recordar que en 2013, la oposición se unió para las elecciones legislativas con el nombre de Unión para la Salvación Nacional (USN), una coalición integrada por siete partidos. Si bien se proclamó ganadora, la Comisión Electoral dio el triunfo a la alianza del presidente Guelleh (que gobierna desde 1999).

Un año más tarde se logró un acuerdo que otorgó 10 diputados a la USN y la creación de una Comisión Electoral Nacional independiente. No obstante este triunfo, las organizaciones opositoras fueron divididas a las presidenciales de 2016 donde el jefe de Estado se impuso con más del 80% de los votos.

El país cumple un papel estratégico debido a su ubicación geográfica en el estrecho de Bab el Mandeb. Esta es la entrada al Canal de Suez desde el Océano Índico a través del Mar Rojo, por donde circula una de las rutas de navegación con mayor actividad del mundo. Por esta razón China instaló su primera base militar extraterritorial allí.

No obstante Yibuti posee altos índices de pobreza, el desempleo y el analfabetismo alcanzan al 50% de la población y la esperanza de vida es de apenas 47 años.

Etiopía establece las condiciones del estado de emergencia y pone fecha para elegir primer ministro

Ante la renuncia del primer ministro Hailemariam Desalegn, el gobierno del del Frente DemocráticoEtiopia Revolucionario del Pueblo Etíope (FDRPE) anunció que el próximo 1 de marzo dara comienzo a un congreso para elegir un sustituto para el cargo. Se estima que el nuevo jefe de Estado -que deberá completar el mandato hasta 2020- sea anunciado el sábado 3.

Si bien no hay certezas, se especula con que el nuevo primer ministro pertenezca a la etnia Oromo, representada en el FDRPE por la Organización Democrática Popular Oromo (OPDO). Las otras tres fuerzas políticas que componen la alianza son el Movimiento Democrático Nacional Amhara (ANDM), el Frente de Liberación Popular Tigrayan (TPLF) y el Movimiento Democrático del Pueblo Etíope del Sur (SEPDM).

Los últimos dos mandatarios surgieron del TPLF, que representa a los Tigray (6% de la población). De hecho esto produjo un conflicto intermitente que se remonta, en su etapa más reciente, al año 2015. Los Oromo y Amhara, que representan al 61% de los habitantes del país, consideran que están subrrepresentados institucionalmente. Por ese motivo las manifestaciones han sido recurrentes en las regiones donde se concentran estos pueblos.

Ante las protestas callejeras y la dimisión de Desalegn, el gobierno decretó el estado de emergencia por seis meses (el cual todavía debe ser ratificado por el parlamento). Sin embargo, no había establecido en concreto qué implica esta medida, lo cual fue develado la última semana.

El ministro de Defensa, Siraj Fegessa, apuntó que quedarán prohibidas las protestas, reuniones no autorizadas y las publicaciones “que inciten a la violencia”. Además se propone “prevenir actividades que erosionen la tolerancia y la unidad del pueblo”.

Tampoco se podrá obstruir el funcionamiento del transporte ni de las escuelas, quedando limitado así el derecho a huelga. Y finalmente no se podrán vender armas entre particulares.


Fuente: Notas de Periodismo Popular

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.