Hong Kong busca la sanación

Por Yolaidy Martinez Ruiz

Hong Kong se encamina hoy a pasar la página de una de sus épocas más difíciles, tras sepultar la polémica ley de extradición causante de grietas sociopolíticas que pusieron en peligro su prosperidad e imagen internacional.

Cuando la jefa ejecutiva del territorio chino, Carrie Lam, anunció este miércoles la formal eliminación del instrumento legal, de conjunto delineó los pasos a seguir para poner coto a la violencia, devolver la tranquilidad y allanar el camino a las consultas con todos los sectores de la sociedad.

La dirigente nombró a dos profesionales de alto prestigio con el objetivo de revisar la conducta policial ante el estallido de las protestas en junio pasado. Además ella y los miembros de su gabinete acudirán en persona a las comunidades para entablar el diálogo sincero y transparente con las masas.

‘Luego de más de dos meses de agitación social, es obvio que el descontento fue más allá de la ley. Ahora abarca cuestiones políticas, económicas y sociales (?) y las podemos discutir en una nueva plataforma de diálogo’, afirmó en una alocución televisiva.

Lam desestimó la demanda de liberar a casi mil 200 arrestados durante las manifestaciones, porque no está acorde con las leyes hongkonesas, según expuso, y precisó que las detenciones se efectuaron sobre la base de evidencia sólida.

Respecto a la que exige el sufragio universal, indicó que sería la última opción a considerarse y, de tomarla en cuenta, las discusiones deben hacerse dentro del marco legal y en una atmósfera de entendimiento y confianza mutua.

‘Reemplacemos los conflictos por conversaciones, busquemos soluciones (?) los sucesos de los últimos dos meses han impactado a cada residente (?) espero que la ciudad pueda librarse del problema actual’, acotó la dirigente al reiterar su prioridad de restaurar el orden en la ciudad.

Expertos y la prensa local aplaudieron la decisión e insistieron en no malinterpretar la buena voluntad de las autoridades hongkonesas con concesiones a los segmentos extremistas.

Analistas comentaron al diario Global Times que las fuerzas radicales no deben ilusionarse con la idea de estar ganando terreno en asuntos vinculados al principio de Un país, dos sistemas, vigente hace 22 años desde el retorno a China de la región administrativa especial.

La advertencia sigue a la reacción de inconformidad de algunos activistas, pues consideran muy poca y hasta tardía las iniciativas anunciadas por Lam.

Muchos amenazan con mantenerse en las calles, pero se toparán con la resolución del gobierno ‘a usar los medios necesarios para no tolerar más revueltas que le impidan lograr la meta de restituir la paz y estabilidad’ en la llamada Perla del Oriente.

Y es que, según se extendieron las protestas, también creció la inquietud porque se avizora una recesión y peligran como nunca los principales pilares del crecimiento en Hong Kong, uno de los centros económicos, financieros y comerciales más dinámicos del mundo.

La agitación cerró el grifo del amplio flujo de capital que entra a un lugar posicionado como indiscutible destino gourment y paraíso de las compras para millones de turistas, sede de importantes eventos internacionales y sitio oportuno para el emprendimiento.

Datos emitidos ayer mostraron un descenso de 40,8 por ciento en los negocios en agosto pasado, la cifra más baja registrada desde febrero de 2009 y que coincide con una escalada de los disturbios violentos.

La administración hongkonesa busca revertir el escenario negativo con incentivos financieros, pero sobre todo se propone acortar la distancia con la juventud y ciudadanos con distintas posturas políticas, pues lo considera indispensable en la salvación de un sitio referente de la economía mundial.

Fuente de origen: Prensa Latina
Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.