Histórica decisión en África: Botswana despenalizó la homosexualidad

El Tribunal Superior de Botswana anuló una ley que castigaba la homosexualidad con hasta siete años de prisión. La antigua legislación tenía sus raíces en el siglo XIX, cuando el país era una colonia británica.

Botswana dio un paso al frente en el reconocimiento de los derechos LGBTI+, cuando solo un puñado en el continente africano lo ha hecho. En Gaborone, la capital del país, el Tribunal Superior resolvió despenalizar este 11 de junio la homosexualidad, en medio del júbilo de activistas que esperaban expectantes la decisión.

«La discriminación no tiene lugar en este mundo. Todos los seres humanos nacen iguales. La homosexualidad es otra forma de sexualidad que se ha suprimido durante años», dijo el juez Michael Leburu.

Tres jueces revocaron unánimemente la ley, que, bajo su criterio, estaba en conflicto con la Constitución de Botswana. El caso que derivó en este fallo fue presentado por un estudiante universitario que argumentó que el Gobierno debía suprimir esta legislación a la luz de una sociedad distinta a la del pasado, en la que la homosexualidad era ampliamente aceptada.

https://twitter.com/legabiboadvo/status/1138409069134471168

«No es asunto de la ley (lo que hacen los adultos que dan su consentimiento en sus habitaciones). En otras palabras, ¿qué hace la ley en nuestra habitación? El tribunal dijo que no hay ninguna razón para criminalizar la conducta sexual entre personas del mismo sexo, es decir, no es asunto de la ley criminalizar los actos homosexuales”, expresó Tshiamo Rantao, integrante de la ONG ‘Lesbianas, Gays y Bisexuales de Botswana’

«Aún nos queda un largo camino por recorrer”

Amnistía Internacional (AI) acogió con satisfacción la decisión, ya que «marca una nueva era de aceptación, que debería inspirar a otros países africanos a seguir su ejemplo». «Con esta decisión, Botswana ha dicho ‘no’ a la intolerancia y al odio y ‘sí’ a la esperanza y la igualdad para todas las personas», aseguró en un comunicado la subdirectora de Amnistía Internacional para el sur de África, Muleya Mwananyanda.

Es un paso histórico para un país de mayoría cristiana que tiene profundas raíces conservadoras. Antes de este fallo, el código penal de Botswana, redactado bajo el gobierno británico, prohibía el «conocimiento carnal de cualquier persona en contra del orden de la naturaleza» y quienes fueran descubiertos enfrentaban hasta siete años de prisión. También eran castigadas lo que denominaban «prácticas indecentes entre personas» en público o privado, punible con hasta dos años de prisión.

Así dio a conocer la noticia la principal organización LGBT del país:

La decisión del Tribunal reconoció parcialmente los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales en este país, incluido su derecho a igual protección ante la ley. El presidente Mokgweetsi Masisi, adelantándose a lo que ocurriría, expresó su apoyo a las relaciones entre personas del mismo sexo en un discurso que ofreció en diciembre de 2018, donde dijo que los ciudadanos LGBT merecen que se protejan sus derechos.

«Aún nos queda un largo camino por recorrer para involucrar a todas las facciones opuestas, ya sea nuestra comunidad de religiones, nuestra comunidad cultural, necesitamos involucrarlos y educarlos sobre la necesidad de ser tolerantes», dijo Cindy Kelemi, directora ejecutiva de la Red sobre ética, ley y VIH / SIDA de Botswana, al diario local ‘MMEGI’ después de la sentencia.

África aún se resiste a aceptar a los homosexuales

El fallo de Botswana se produce luego de que el Tribunal Superior de Kenia se mantuviera firme al prohibir las relaciones sexuales entre gays, penalizándolas con 14 años de prisión, hecho que provocó fuertes críticas de Naciones Unidas y activistas de derechos humanos.

Y es que, en el continente, la mayoría de los países se resiste a reconocer los derechos de la comunidad LGBTI+ en una región donde este asunto continúa siendo un tabú de vieja data. De hecho, las relaciones entre personas del mismo sexo son ilegales en 69 países en todo el mundo, incluidas 32 de las 54 naciones africanas.

Botswana es el último país del continente en sumarse a la pequeña lista de naciones que han despenalizado las relaciones entre personas del mismo sexo. Primero lo hizo Angola en enero de 2019, India en septiembre de 2018, Seychelles en junio de 2016, Mozambique en junio de 2015 y Santo Tomé y Príncipe y Lesotho en 2012. Y hasta ahora Sudáfrica es la única nación africana que ha legalizado el matrimonio homosexual.

 

Fuente de origen: France 24

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.