Un buen movimiento para reconciliarse con una vieja idea

Por El territorio del Lince

En medio de la retirada ruso-china del enfrentamiento con EEUU que supuso la adopción de las sanciones a Corea del Norte, aparece una noticia relevante que supone no sólo un buen movimiento sino que parece, solo parece, reconciliarnos algo con la vieja idea del Nuevo Orden Multilateral que planteaban tanto Rusia como China y que también tiene en los BRICS otro de sus ejes.

Por sorpresa, en un lugar que nadie esperaba, el viernes pasado se abrió en Johanesburgo (Sudáfrica) la primera rama regional del Nuevo Banco de Desarrollo que impulsan los BRICS. La sede central está en Shanghai, pero esta es la primera sucursal que se establece en uno de los países que forman parte de este eje. El hecho es relevante, muy relevante.

Primero, porque supone la apuesta firme de los países BRICS por apuntalar al gobierno del Congreso Nacional Africano, muy debilitado y desgastado tanto por la derecha como por la izquierda, sobre todo por las constantes huelgas del sector minero y eléctrico que han acorralado al gobierno por su constante adopción de políticas económicas neoliberales. Aunque en ellas tuvo que doblegarse ante la fuerza de los huelguistas, esto le refuerza ahora de forma considerable.

Segundo, porque la primera iniciativa ha sido aprobar un préstamo a la empresa estatal eléctrica Eskom para mejorar el servicio y distribución de energía en todo el paísEste préstamo se ha hecho en moneda local sudafricana, el rand, y no se utiliza ni el dólar ni el euro.

Tercero, porque como gran objetivo, además de ayudar a la mejora de la infraestructura de Sudáfrica, se ha lanzado el contundente mensaje de que está abierto a realizar préstamos “a todo el continente africano”, para lo que se ha abierto una Oficina Regional que se dedicará a analizar y aprobar las propuestas que lleguen desde otros países. Esos préstamos, si se llegan a producir, serán en las monedas locales y eso es un desafío en toda regla de la norma financiera internacional actual (dólar, euro, yuan, yen y libra esterlina).

Cuarto, porque la apertura de la sucursal del NBD se llevó a cabo el mismo día en que se reunían en Johanesburgo los presidentes de los bancos centrales de todos los países africanos. En esta reunión se abordó el papel de estos bancos en el desarrollo de la economía del continente y la falta de control que existe en muchos de ellos por parte de los estados para gestionar la economía. En muchos países africanos, sobre todo los de raza negra, existen Bancos de Reserva que no están bajo el control del Estado, lo que no asegura un equilibrado y sostenible crecimiento de los países, como se ha dicho en esa reunión. También se ha hecho mucho énfasis en la necesidad de “proteger el bienestar social y económico de la población”.

Aunque no veréis por aquí ninguna información al respecto, en Sudáfrica sí se ha publicado que el BM ha dicho que “hay que garantizar la independencia” de esos bancos respecto a los gobiernos. Es una nada sutil llamada de atención a que no se desvíen de la ortodoxia neoliberal. Es decir, que lo que se dice es, simple y llanamente, que no tienen que implementar políticas afines a las que promuevan los gobiernos sino asegurar los intereses del poder mundial.

Por lo tanto, la apertura del NBD en Sudáfrica es un desafío, veremos si grande o pequeño, al BM y sus propuestas así como un buen movimiento para reconciliarnos a algunos, como a mí, un poco con la vieja idea del Nuevo Orden Multilateral que se arrojó por la borda con la votación en la ONU de las sanciones a Corea del Norte.

Por cierto, no hace muchas horas que EEUU ha aprobado nuevas sanciones contra el “programa de armas de destrucción masiva de Corea del Norte” y ¿a qué no sabéis a quién sanciona ahora? Pues a empresas e individuos chinos y rusos. El monumental error de chinos y rusos plegándose a EEUU en la ONU no les está sirviendo de nada, más bien parece que EEUU aplica el viejo adagio romano: “no se paga a los traidores”.

Aún no tengo información de lo que han dicho ni Rusia ni China, aunque supongo que no irán más allá de las protestas, como vienen haciendo desde hace tres semanas. Estaría muy bien que, por fin, reconociesen que con psicópatas como los estadounidenses no se puede ni hablar. Estaría muy bien que se diesen cuenta de una vez que hay que aplicar las mismas recetas, o sea, sancionar a EEUU. Y decir que mandan a la mierda las sanciones contra Corea del Norte.

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.