Miles de personas se manifiestan contra la OTAN en un centro de Madrid blindado por la Policía

por FERMÍN GRODIRA

Una marea humana ha recorrido la capital de España días antes de la cumbre atlantista. Una fuerte presencia policial ha marcado la protesta con registros, identificaciones y requisamientos de palos de bandera.

Convocada por la organización paraguas Plataforma Estatal por la Paz OTAN NO y también por la Asamblea Popular contra la Guerra y la Asamblea OTAN NO Madrid a las 12 horas, miles de personas han salido en marcha desde Atocha con destino a la Plaza de España de Madrid, recorriendo el Paseo del Prado, la calle Alcalá y la Gran Vía. Los pacifistas han salido a la calle tras dos días de Cumbre por la Paz llenos de debates y talleres.

Lo han hecho con cánticos como los tradicionales «No a la OTAN», «Bases fuera» y «gastos militares para escuelas y hospitales». Algunos grupos han optado por otros adicionales como «gobierno belicista, vasallo imperialista». La gran cantidad de policías, con registros, identificaciones y requisamientos de objetos como palos de bandera de madera ha marcado el comienzo de la protesta.

ese al señalamiento a los convocantes y advertencias de algunos medios de comunicación, no se ha producido ningún acto de violencia urbana por parte de los manifestantes. Ha transcurrido con toda la normalidad que el ruido de helicópteros y los registros policiales han permitido.

Más gasto militar, menos inversión social

Edith, representante de la Asamblea Popular contra la Guerra, ha explicado a Público que este domingo reivindican poner la vida en el centro frente a la inseguridad que provoca la OTAN: «La seguridad humana está realmente en atender a las desigualdades sociales y hacer frente a la crisis climática».

La subida del gasto militar va a quitar recursos de sanidad, viviendas y otros gastos sociales, ha denunciado la pacifista. «Es un logro haber podido llegar a esta manifestación unitaria desde posturas muy diversas», ha destacado. Además de autobuses que han venido de otras regiones del Estado, organizaciones de otros países como el Partido Comunista Griego y la Juventud Comunista Portuguesa han marchado contra la OTAN con sus propias pancartas y cánticos.

El lema de la protesta ha sido «No a la OTAN. No a las guerras. Por la paz» y con las peticiones «Bases fuera» y «No al presupuesto militarista». Entre los argumentos expuestos en el manifiesto de la marcha, se destaca que con los «ingentes» envíos de armas, «España se convertirá aún más en cómplice del ataque a la soberanía de los pueblos y al aumento de los conflictos militares en el mundo».

El texto señala que el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos usa la invasión rusa de Ucrania para «militarizar aún más la frontera sur de Europa y criminalizar a las personas migrantes», así como para «negar el derecho de autodeterminación al pueblo saharaui, reconocido por la ONU». También considera que conflictos como la guerra de Ucrania ha sido «abiertos o provocados» por la OTAN o sus socios.

El manifiesto recoge el rechazo a la guerra «como instrumento para resolver los conflictos mundiales» Sus reivindicaciones pasan por el cese de toda agresión y la retirada de las tropas militares, la salida inmediata de España de la OTAN, el fin de todas las bases militares extranjeras, la oposición a la ampliación de la OTAN y al aumento de los presupuestos militares.

La matanza de más de 30 personas que intentaban entrar de Marruecos a Melilla también ha sido recordada en la marcha antiOTAN para recordar la responsabilidad de la militarización de las fronteras en estas muertes.

En tres bloques se ha dividido la marcha. La cabecera ha contado con la sociedad civil y movimientos sociales detrás de la Plataforma Estatal por la Paz, seguido por otro con sindicatos y un último con partidos políticos. Aunque esta división tripartita no ha sido respetada por todos los participantes.

Ya en el final de la manifestación, desde la megafonía se ha «repudiado a los señores de la guerra, las guerras imperialistas y las guerras por recursos» como el petróleo y minerales para «sostener el sistema capitalista». El grito «Para la guerra nada, para la vida todo» ha llenado la Gran Vía. La protesta antibelicista ha terminado pasadas las 14 horas con dos cantantes, La Otra y Alicia Ramos, que han despedido a los pacifistas con sus voces y acordes.

Un secretario de Estado presente

Por parte de Unidas Podemos han acudido a protestar contra la OTAN representantes electos tanto de Izquierda Unida como del Partido Comunista de España (PCE), el secretario de Estado de Agenda 2030 y secretario general del PCE. De Podemos no se ha podido ver pancartas ni han comunicado su presencia de cargos orgánicos en redes sociales.

Observadores de derechos humanos frente a un ejército policial

La cumbre de la OTAN, a celebrarse el miércoles 29 y jueves 30 de junio en Madrid, está blindada por la Operación Eirene, llamada así por la diosa griega de la paz. Consta de 6.550 policías nacionales, 2.400 guardias civiles y más de 1.000 efectivos de la policía municipal para blindar la cumbre. Se trata del mayor despliegue policial en la historia democrática española.

Ante un Madrid plagado de las fuerzas del orden, la Red de Observación de Derechos en Contexto de Protesta en Madrid se ha estrenado este domingo en la convocatoria contra la Alianza Atlántica para monitorizar posibles vulneraciones de derechos por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Las personas observadoras, una decena de voluntarias identificadas con chalecos verdes, han sido formadas por Defender a quien Defiende, una red de organizaciones que trabaja en la defensa y la protección de derechos humanos de la sociedad civil.

Con estos defensores de derechos humanos en diversos puntos del recorrido, la plataforma tiene un doble objetivo: disuadir y suavizar las vulneraciones de derechos en contexto de protesta por un lado, y por otro recopilar datos que ayuden en la rendición de cuentas de las vulneraciones observadas, apoyar procesos judiciales e interpelar a las instituciones para realizar cambios que garanticen el ejercicio de derechos.

Una cumbre con delegación ucraniana

Además de los aliados atlánticos, se esperan jefes de Gobierno de Suecia, Finlandia y una delegación de Ucrania sin el presidente Zelenski de forma presencial. El secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, ha anunciado que en Madrid «tomaremos decisiones para reforzar nuestra Alianza y mantenerla ágil en este mundo más peligroso».

La cumbre será histórica por la asistencia por primera vez de gobernantes de cuatro países del Asia-Pacífico: Australia, Corea del Sur, Nueva Zelanda y Japón. El foco de la estrategia a seguir en el marco internacional, además de en Ucrania con una sesión especial, estará, por tanto, en China.

Así se vivió en directo la protesta

Fuente de origen: Público

Facebook Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.