Ejército ruso controla 97 % del territorio de Lugansk, en el Donbás

Las tropas rusas han tomado el control de casi todo el territorio de Lugansk, en la región del Donbás (este de Ucrania), incluidas las zonas residenciales de Severodonetsk.

“Las zonas residenciales de Severodonetsk fueron liberadas por completo”, ha destacado este martes el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigu, en una reunión con la cúpula de las Fuerzas Armadas del país euroasiático.

Asimismo, ha puesto de relieve que el Ejército ruso sigue avanzando para tomar el control del las localidades vecinas y de la zona industrial de Severodonetsk, el último bastión del Ejército ucraniano en la autoproclamada república popular de Lugansk, donde se han atrincherado las tropas ucranianas.

Además, el alto militar ruso ha anunciado que las fuerzas rusas continúan su ofensiva en la región de Popasna, con el objetivo de cerrar el cerco de las tropas ucranianas.

“En general, ha sido liberado el 97 % del territorio de la república popular de Lugansk”, ha confirmado Shoigu, un porcentaje que destaca como la liberación de una “parte considerable” de Donetsk y Lugansk por la ribera izquierda del río Séverski Donets, donde se emplazan las ciudades de Krasni Limán y Sviatogorsk, así como otras 15 localidades.

En los últimos diez días, el Ejército ruso ha destruido 51 equipos militares entregados a las fuerzas de Kiev desde el extranjero, tal como ha remarcado el titular de Defensa sirio, para luego agregar que un total de 6489 combatientes ucranianos se han rendido desde 24 de febrero, fecha del inicio de la operación militar rusa.

Después de repetidas peticiones sin respuestas de Moscú para una vía diplomática que zanjara la elevada tensión con Occidente por Ucrania, Rusia lanzó “una operación militar especial” en la región del Donbás (este de Ucrania) para defender a los ciudadanos de Donetsk y Lugansk, cuyas autoridades habían solicitado a Moscú ayuda para repeler las agresiones del Gobierno de Kiev y evitar una catástrofe humanitaria.

Con todo, Rusia ha dejado claro en reiteradas ocasiones que no tiene intención de ocupar el territorio ucraniano, sino “desmilitarizar” y “desnazificar” su vecino occidental, así como evitar que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), encabezada por EE.UU., lo convierta en una base antirrusa.

Fuente de origen: Hispan TV

Facebook Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.