Marruecos retira oficialmente a sus embajadores de Irán y Argelia

Marruecos ha terminado oficialmente las funciones de sus embajadores asignados a Irán y Argelia después de romper relaciones diplomáticas con ambos países.

El Gobierno de Rabat ha anunciado que la Cancillería de este país ha puesto fin a los deberes de varios de sus embajadores, entre los que se encuentran el enviado de Marruecos en Irán, Hasan Hami, y el embajador marroquí en Argelia, Lahcen Abdel Jalek, según informó el martes el diario local Morocco World News.

Marruecos rompió relaciones con Irán en mayo de 2018 tras acusar a la República Islámica de supuesto apoyo al movimiento independentista Frente Polisario, así como la entrega de armas al mismo.

La milicia lucha desde 1975 a favor de un referéndum de autodeterminación y contra el dominio, por parte de Marruecos, del 80 % del Sáhara Occidental—266 000 kilómetros cuadrados—, mientras dicho movimiento solo controla el 20 % restante.

Irán ha rechazado una y otra vez estas acusaciones “infundadas” de Marruecos y asegura que tales infundios sirven a los intereses de Israel y Estados Unidos contra la región y Palestina.

El Gobierno marroquí ha aumentado su retórica antiraní desde que acordara establecer relaciones diplomáticas en diciembre de 2020 con el régimen israelí, convirtiéndose en el sexto miembro de la Liga Árabe (LA) en reconocer a Israel y el cuarto en el espacio de cuatro meses, después de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Baréin y Sudán.

A cambio de esta decisión, Marruecos obtuvo el reconocimiento de EE.UU. de su soberanía sobre el Sáhara Occidental, una zona en litigio entre este país árabe y el Frente Polisario desde 1975.

Tensiones entre Rabat y Argel

Argelia rompió en agosto de 2021 las relaciones diplomáticas con el reino de Marruecos en represalia por las “acciones hostiles” de su vecino africano, incluidos el apoyo prestado por Rabat a dos conocidas organizaciones opositoras clasificadas como terroristas por las autoridades argelinas, y la implicación de Marruecos en los mortíferos incendios que asolaron el norte del territorio argelino.

Las tensiones entre Argel (capital de Argelia) y Rabat subieron además de voltaje desde la normalización de relaciones de este último con el régimen de Tel Aviv, considerada una “traición a la causa palestina”, según las autoridades argelinas.

Tensión de larga data

Las relaciones entre estos dos Estados africanos, que se disputan la consideración de potencia hegemónica del Magreb, han sido complicadas desde el final mismo de la colonización francesa, pero se han ido deteriorando desde mediados de los años setenta debido al conflicto del Sáhara Occidental y el apoyo que otorga Argelia al Frente Polisario.

Fuente de origen: Hispan TV

Facebook Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.