El ultraderechista José Antonio Kast y el izquierdista Gabriel Boric se enfrentarán en la segunda vuelta de las presidenciales en Chile

En tercer lugar se ubica Franco Parisi, del Partido de la Gente; seguido de Sebastián Sichel, el abanderado de Chile Podemos Más, apoyado por el presidente Sebastián Piñera.

José Antonio Kast, del Partido Republicano, y Gabriel Boric, de la coalición izquierdista Apruebo Dignidad, se enfrentarán en el balotaje de los comicios presidenciales de Chile, el próximo 19 de diciembre, luego que ningún candidato obtuviera los votos suficientes para proclamarse ganador en la primera vuelta, celebrada este domingo 21 de noviembre.

Según los resultados oficiales, publicados por el Servicio Electoral (Servel), con el 99,99 % de las mesas escrutadas (46.885 de 46.887), Kast, ultraderechista de 55 años, se ubicó en el primer lugar con 27,91 % de los votos (1.961.122). En el segundo puesto quedó Boric, de 35 años, con 25,83 % de los sufragios (1.814.809).

En tercer lugar está Franco Parisi, del Partido de la Gente, con 12,80 % de los votos (899.403); una sorpresa en los comicios, puesto que realizó una campaña ‘sui géneris’ desde EE.UU., sin ningún acto presencial en Chile y sin haber participado en ninguno de los debates presidenciales.

A Parisi le sigue en el conteo Sebastián Sichel, el abanderado de Chile Podemos Más, apoyado por el presidente Sebastián Piñera, con 12,79 % (898.510); y quinta se ubica Yasna Provoste, de la coalición centroizquierdista Nuevo Pacto Social, con el 11,61 % de los sufragios (815.558).

La normativa chilena exige que una candidatura tenga el 50 % más uno de los votos para llegar a la presidencia en primera vuelta. En caso contrario se celebra un balotaje con los dos más votados.

En los comicios también se presentaron como candidatos presidenciales Marco Enríquez-Ominami, del Partido Progresista; y Eduardo Artes, de la Unión Patriótica (izquierda radical).

«Una primera mayoría»

«Hoy día habló el pueblo de Chile y nos dio una primera mayoría. A ellos, a cada uno de ellos, a las personas más humildes, más sencillas que se atrevieron a ir a votar, aquellos que recorrieron cientos y miles de kilómetros para ir a votar, gracias», dijo Kast en un discurso que ofreció al confirmarse su paso al balotaje.

En su alocución ante sus seguidores, anunció que deja la presidencia del Partido Republicano, hecho que demostró quitándose un ‘pin’ que llevaba en su traje, para asumir «la posibilidad de llegar a ser presidente de la República».

«Tenemos que trabajar para llegar a la Presidencia y desde ahí transformar todas aquellas cosas que son de urgencia sociales, que están ahí y que nadie las ve, pero nosotros sí las hemos visto y las hemos sufrido», dijo el ultraderechista a sus votantes.

Además, sostuvo que su candidatura es la única que plantea «recuperar la paz», «enfrentar a los delincuentes y a los narcotraficantes» y poner «fin al terrorismo» en Chile. Asimismo, prometió no subir los impuestos y «achicar al Estado».

También defendió a las fuerzas de seguridad chilenas, fuertemente criticadas por violar los derechos humanos en las protestas que se han registrado en el país desde 2019. «Queremos darle respeto a Carabineros, darle respeto a la PDI (Policía de Investigación), darle respeto a Gendarmería, darle el respeto que se merecen a nuestras Fuerzas Armadas», enfatizó.

A quienes no votaron por él, dijo que espera «mostrarles» en este mes que tiene hasta la segunda vuelta «porqué es importante que este proyecto político siga creciendo«.

En este primer discurso, Kast, sin mostrar pruebas ni especificar a qué se refería, y a pesar de que manifestó que él y sus seguidores siempre respetan, atacó a su contrincante. Al respecto, señaló que Boric, junto al partido comunista, «se reúnen con terroristas, terroristas» y «nunca han estado al lado de las víctimas del terrorismo y de la delincuencia».

También dijo que «quieren inestabilidad» para Chile, cerrar las fronteras del país al comercio y «seguir avanzando por esa senda del odio, de la intolerancia y de la destrucción».

Y, en el mismo sentido, acudió al discurso del anticomunismo y el miedo constante, al que usualmente se refiere la ultraderecha. «Este 19 de diciembre no solo vamos a elegir un presidente, vamos a elegir entre libertad y comunismo, vamos a elegir entre democracia y comunismo; y somos más fuertes y vamos a demostrar que en democracia vamos a derrotar a esa izquierda intransigente», afirmó.

«Declaramos la esperanza»

«Hoy hemos recibido un mandato y una responsabilidad tremenda, se nos ha encomendado liderar una disputa por la democracia, por la inclusión, por el respeto, y por la dignidad de todos y todas», dijo, por su parte, Boric, ante sus seguidores.

El candidato de Apruebo Dignidad agradeció a quienes votaron a su favor y poder avanzar al balotaje. «Estamos orgullosos de que esta generación se levante para decirle a Chile que puede ser distinto, que puede ser justo, que puede ser un país digno para todos», mencionó, al tiempo que recordó las luchas que se han dado desde época de la dictadura de Augusto Pinochet hasta la actualidad.

«Esta historia que estamos escribiendo hoy día comenzó hace muchísimos años atrás, no solamente en 2011, no solamente en 2006. Cada lucha de nuestro país, cada triunfo, cada derrota también fue un aprendizaje que nos trajo hasta acá», enfatizó.

Aunque los resultados no llegaban al 100 % al momento de ofrecer su discurso, Boric ya reconocía que quedó en el segundo puesto en esta primera ronda electoral, pero indicó que confía en que no será problema para el balotaje.

«No va a ser la primera vez que partimos desde atrás; lo hicimos cuando luchamos por la educación y no nos creían, lo hicimos también cuando rompimos el binominal, lo hicimos para la junta de firmas, lo hicimos para la primaria y no me cabe ninguna duda que lo vamos a hacer ahora para la segunda vuelta con unidad», explicó.

Además, sostuvo que desplegarán una cruzada en todo Chile, para llevar el mensaje de que «la esperanza le gana al miedo».

A diferencia de Kast, Boric evitó atacar a su contendiente. «Yo no vengo acá a ocupar esta tribuna para hablar en contra del otro candidato, no es mi estilo», aclaró ante sus simpatizantes.

El aspirante de izquierda también dijo en su alocución que son «la oposición a este mal gobierno de Sebastián Piñera» y van «a defender los principios que son justicia, igualdad, dignidad».

«No nos olvidaremos de que nos declararon la guerra, nosotros le vamos a declarar la esperanza», puntualizó.

Reacciones

Sichel fue el primero en pronunciarse, cuando el conteo rondaba el 40 % de las mesas escrutadas. Entonces, señaló que «es evidente» que no irá al balotaje.

«Los que somos demócratas y siempre hemos sido demócratas no tenemos que tener vergüenza de decir que muchas veces los chilenos deciden otra cosa, y hoy día decidieron que otras personas pasaran a segunda vuelta en la elección presidencial. Por lo tanto, ya es evidente que esta campaña y nuestra candidatura no paso a la segunda vuelta», mencionó.

El candidato dijo que se retiraba de la vida pública. «Le debo tiempo a mi familia, a mis hijos […] También hay un tiempo en que uno sabe cuando los ciudadanos le dicen: reflexione, piense en el futuro», comentó.

Informó, además, que felicitó a Kast por su pase al balotaje. Al respecto, dijo que, para la segunda vuelta, aunque tiene diferencias programáticas con este aspirante, está dispuesto a conversar; recordando, además, que no votaría por Boric, puesto que no quiere «que gane la extrema izquierda en Chile».

Provoste también reconoció su derrota. «Hicimos todo lo que estaba en nuestras manos. La centroizquierda no va a estar en la segunda vuelta», expresó.

Al ser consultada sobre a quien apoyaría en el balotaje, dejó claro que no será al representante del Partido Republicano. Ese espíritu totalitario, fascista, es lo que representa la candidatura de José Antonio Kast. No podríamos tener una actitud neutra», comentó.

Contrario a Sichel, esta candidata dijo que felicitó a Boric por su pase al balotaje, a través de un mensaje de WhatsApp.

«Chile necesita cambios»

El presidente Piñera se dirigió a la nación cerca de las 22:00 horas. «Hemos honrado una vez más nuestra hermosa tradición democrática«, dijo.

«Quiero agradecer a los casi 7 millones de compatriotas que concurrieron hoy a votar, porque si bien el voto es voluntario, votar es una forma de mostrar nuestro compromiso y amor por Chile», añadió.

El mandatario felicitó a Kast y a Boric por su paso a la segunda vuelta. A ambos les pidió, «sentidamente» y «desde el fondo del alma», que busquen siempre «los caminos de la paz y no de la violencia, los caminos de la unidad y no de la división, los caminos del diálogo y no la descalificación, los caminos de la responsabilidad y no del populismo».

Manifestó que «Chile necesita cambios» y que estos se deben dar con «libertad, en paz y con justicia», así como «con responsabilidad y en orden».

Jornada con reclamos

Los chilenos pudieron acudir a las urnas desde las 08:00 hasta las 18:00 (hora local), para elegir al nuevo mandatario, que sucederá a Piñera; así como a los nuevos diputados, senadores y consejeros regionales.

Para estos comicios estaban habilitados más de 15 millones de chilenos para votar. En algunos centros electorales se registraron aglomeraciones, filas y hasta reclamos.

Al momento del cierre de las urnas, en algunos colegios de votación hubo protestas, que obligó a los vocales a reabrir las mesas para continuar con los sufragios.

Pasadas las 18:00, el Servel, a través de su cuenta en Twitter, dijo que la mesa de votación permanecería abierta, «mientras haya algún elector que se encuentre haciendo fila al interior o exterior del local».

Conformación del Congreso

En cuanto a los comicios legislativos, los resultados fueron más variados y favorecieron a la coalición oficialista de derechas Chile Podemos Más, tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados, pese a que su candidato presidencial quedó en cuarto lugar.

Los chilenos votaron para elegir a 27 senadores, de los 50 que ahora conformarán ese espacio. De acuerdo con los resultados del Servel, fueron electos 12 de Chile Podemos Más, 8 de Nuevo Pacto Social, 4 de Apruebo Dignidad, 2 independientes y 1 del Frente Social Cristiano, que está conformado por el Partido Conservador Cristiano y el ultraderechista Partido Republicano.

En la cámara de Diputados fueron elegidos la totalidad de sus miembros, que son 155. Según los resultados oficiales, nuevamente Chile Podemos Más está a la cabeza, con 53 escaños; seguido de los bloques de izquierda Nuevo Pacto Social y Apruebo Dignidad, con 37 puestos para cada uno; 15 para el Frente Social Cristiano; otros 6 para el Partido de la Gente; 3 para Dignidad Ahora; 2 para el Partido Ecologista Verde; y los dos restantes para independientes.

Fuente de origen: RT

Facebook Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.