Viaje de premier iraquí a Irán; mensaje contundente y claro a EEUU

El primer ministro de Irak, Mustafa al-Kazemi, visitó Irán, donde mantuvo reuniones con las autoridades persas, incluido el presidente Seyed Ebrahim Raisi.

Siete ministros de su gabinete acompañaron a Al-Kazemi en su viaje a Teherán, donde por primera vez se reunió con Raisi, desde que este asumió el cargo de presidente el pasado agosto.

La expansión de las relaciones, abordar los problemas regionales y las preocupaciones de seguridad se encuentran entre los temas más destacadas de la agenda de los dos países.

Antes de volar hacia el país persa, Al-Kazemi había declarado que el propósito de su visita era “fortalecer las relaciones bilaterales”, “abrir nuevas perspectivas para la cooperación en varios campos y profundizar los nexos entre los dos Estados”.

El viaje de Al-Kazemi a Teherán es importante desde estas perspectivas:

1. Al-Kazemi es el primer alto funcionario extranjero que visita Teherán desde el triunfo de Seyed Ebrahim Raisi en las elecciones presidenciales de Irán. Este viaje demuestra que el premier iraquí concede mucha importancia a las relaciones con Irán, al tiempo que su visita envía una señal clara de que Bagdad apoya sólidamente a su viejo amigo, y emite una voz fuerte al exterior de que Irán e Irak emprenden esfuerzos conjuntos para estrechar lazos bilaterales con el fin de acelerar la recuperación económica, dañada en gran parte por la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

En este sentido, y tras reunirse con el mandatario persa, el primer ministro iraquí afirmó que “Irak apoya todos los esfuerzos de la República Islámica en el desarrollo de diversas relaciones y conversaciones” que ayudan a establecer la paz y la seguridad en la región de Asia Occidental.

2. Irak e Irán tienen intereses comunes en ampliar las relaciones. Bagdad quiere cimentar los lazos con su vecino, tanto en términos de seguridad como de economía. Aunque las preocupaciones de seguridad de Irak han disminuido drásticamente en comparación con 2014-2017, este país todavía necesita el apoyo militar de Irán en la lucha contra el terrorismo de Daesh.

Económicamente, Bagdad necesita exportar gas y electricidad de Irán. Recientemente, las exportaciones de gas de Irán a Irak han disminuido debido a las deudas del país árabe.

Se dice que este tema fue uno de los ejes del diálogo de Al-Kazemi con las autoridades iraníes. Al mismo tiempo, la República Islámica de Irán tiene una opinión positiva sobre el desarrollo de las relaciones económicas con Irak e incluso está tratando de aumentar el volumen comercial entre los dos países de $ 13 mil millones al año a $ 20 mil millones.

Irán e Irak se están enfocando en la conectividad ferroviaria para expandir los lazos económicos, de hecho, la conexión de la red ferroviaria entre los dos países fue un tema abordado en la visita de Al-Kazemi a Irán.

Además de estos asuntos, Irán e Irak también mantienen cooperaciones religiosas. En este sentido, el tema del Día Arbaín fue también uno de los temas de discusión entre los funcionarios iraníes e iraquíes durante la visita de Al-Kazemi a Irán.

El Gobierno de Bagdad anunció asignar una cuota de 60 000 peregrinos para los iraníes que deseen dirigirse a la ciudad sagrada iraquí de Karbala para unirse a la ceremonia del Día Arbaín, que marca la jornada 40 después del aniversario del martirio del Imam Husein (la paz sea con él), nieto del profeta del Islam, y tercer Imam de los chiíes.

3. Irak organizó recientemente la Cumbre de Bagdad para calmar tensiones en la región de Asia Occidental y encontrar un punto de diálogo y cooperación. Varios países regionales e internacionales, como Irán, Francia, Turquía, Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Catar participaron en el evento.

Los países participantes en el Foro de Bagdad coincidieron en que el diálogo y la cooperación contribuirán a la seguridad y la estabilidad regionales.

Según Ahmad Dastmalchian, exembajador iraní en Jordania, “la visita del primer ministro iraquí a Teherán está vinculada con la Cumbre de Bagdad. “El primer ministro iraquí está pensando en reducir las diferencias entre los países de la región, e Irán da la bienvenida a esto”, enfatizó Dastmalchian.

Por lo tanto, parece que Al-Kazemi envió un mensaje de Arabia Saudí durante su viaje a Teherán. Recientemente, el ministro del Interior saudí viajó a Irak y se reunió con funcionarios iraquíes.

Hasta ahora, Irak ha sido sede de varias rondas de conversaciones entre Irán y Arabia Saudí. Una fuente cercana a Al-Kazemi afirmó, antes de que este llegara a  Teherán, que el presidente iraní y el primer ministro iraquí abordarían la cuestión de las relaciones entre Irán y Arabia Saudí.

4. El tema de Estados Unidos también influye en las relaciones Irán-Irak, y siempre ha sido un punto muy  caliente en la agenda de conversaciones de los dos países. Por un lado, la cuestión de la retirada de las tropas estadounidenses de Irak es importante, y parece que Al-Kazemi también informó a las autoridades iraníes sobre el fin de la presencia militar de EE.UU. en Irak, que está programado para finales de este año.

Al-Kazemi, por otro lado, siempre ha intentado mediar entre Irán y Estados Unidos, que probablemente fue uno de los ejes focales de las conversaciones de Al-Kazemi con funcionarios iraníes. Por esta razón, algunos analistas creen que Al-Kazemi también llevó un mensaje de Estados Unidos a Irán.

Sea cual sea el objetivo del viaje de Al-Kazemi a Teherán, su visita muestra que los esfuerzos de los enemigos para influir en las relaciones Bagdad-Teherán no han tenido ningún efecto, y no solo las relaciones entre los dos países no se han debilitado, sino que los dos las partes están haciendo hincapié en la expansión de las relaciones bilaterales.

Por Mohsen Khalif Zade

Fuente de origen: HispanTV
Facebook Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.