Varios heridos tras un ataque terrorista en Nueva Zelanda

Al menos seis personas sufrieron heridas en un ataque que un individuo, ya abatido por la policía, perpetró en un supermercado de Auckland, confirmó la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern.

«Quiero confirmar que seis personas resultaron heridas, fue un ataque violento», declaró Ardern, al intervenir en una rueda de prensa extraordinaria.

Ardern calificó de atentado terrorista el ataque a los clientes del supermercado.

«Esta tarde… un extremista llevó a cabo un ataque terrorista… en Auckland«, dijo la política durante su discurso que transmitido en el canal de YouTube New Zealand Herald.

El incidente tuvo lugar en un supermercado de la cadena Countdown en New Lynn, al oeste de Auckland.

Ardern reveló que el extremista era un migrante que llegó a Nueva Zelanda de Sri Lanka en 2011 y desde 2016 era vigilado por los cuerpos de seguridad nacionales, por razones que no especificó.

Según la primera ministra, el individuo estaba bajo vigilancia constante y fue abatido en los primeros 60 segundos después de comenzar el ataque. Lo describió como un lobo solitario que simpatizaba con el llamado Estado Islámico, la organización designada terrorista por el Consejo de Seguridad de la ONU y proscrita en numerosos países, entre ellos Rusia.

La primera ministra resaltó que el ataque «ha sido obra de un individuo, no una fe, ni una cultura, ni una etnia, sino una ideología individual que no tiene apoyo aquí».

«Él es el único responsable de este ataque», enfatizó.

Una testigo dijo al diario digital Newshub que el atacante sacó de su chaqueta un cuchillo de unos 30 cm de largo y comenzó a apuñalar a la gente indiscriminadamente.

Tres pacientes críticos y otro, en estado grave, fueron trasladados al hospital de la ciudad de Auckland. Una persona, con heridas de mediana consideración, fue ingresada en el Hospital Waitakere y otra más, en la misma condición, en el Hospital Middlemore.

El comisionado de Policía de Nueva Zelanda, Andrew Coster, reconoció que el incidente plantea dudas sobre si los agentes podrían haber hecho más.

«La realidad es que cuando se está vigilando a alguien las 24 horas del día, los 7 días de la semana, no es posible estar inmediatamente a su lado en todo momento. El personal intervino lo más rápido que pudo y evitaron más lesiones en lo que fue una situación terrible», dijo Coster.

El atacante, según él, se las ingenió para hacerse con un cuchillo en el interior de la tienda.

Una portavoz de Countdown anunció que todos los supermercados de esta cadena en Nueva Zelanda permanecerán cerrados hasta las 10:00 de la mañana del sábado.

«Estamos devastados por este violento ataque de hoy en nuestra tienda de Lynn Mall», dijo la portavoz, citada por el periódico digital NewstalkZB.

Fuente de origen: Sputnik News
Facebook Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.