video

OPINIÓN: La detención de Emma Coronel, esposa de ‘El Chapo’, un caso más del empoderamiento criminal de las mujeres

Otra vez el gobierno norteamericano hace que se sacuda el mundo del narcotráfico en México; este lunes fue detenida en el Aeropuerto Internacional de Dulles, dentro de la demarcación territorial de Virginia, en Estados Unidos, Emma Coronel Aispuro, la esposa de Joaquín Guzmán Loera, el ex jefe del Cártel de Sinaloa.

La esposa de ‘El Chapo’ Guzmán, según lo refiere un boletín de prensa emitido este lunes por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, “fue arrestada por cargos relacionados con su presunta participación en el narcotráfico internacional”. Los cargos que se le atribuyen son por delitos cometidos en México.

Mirá el documental «En la tierra de El Chapo» de Sebastián Salgado

De acuerdo al comunicado oficial del gobierno de Estados Unidos, Coronel Aispuro “está acusada de participar en una conspiración para distribuir cocaína, metanfetamina, heroína y marihuana para su importación a EE.UU”, lo que se presume lo hizo en coordinación con miembros de la fracción del Cártel de Sinaloa, que encabeza el hermano de Joaquín Guzmán, Aureliano Guzmán Loera, ‘El Guano’.

Para fundamentar la detención de Emma Coronel, el gobierno norteamericano también señala que ella conspiró, junto con otros –que podrían ser los hijos de Joaquín Guzmán, Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar y Ovidio Guzmán López- para ayudar a ‘El Chapo’ en su escape de la cárcel federal de El Altiplano, ubicada en Almoloya de Juárez, en el Estado de México, en hechos que ocurrieron el 11 de julio de 2015.

Planeaba una tercera fuga de ‘El Chapo’.

No solo eso. También el Departamento de Justicia de Estados Unidos refiere que Emma Coronel Aispuro, estuvo involucrada en los planes no concretados para ayudar a Joaquín Guzmán a escapar de la Cárcel Federal de Chihuahua mientras esperaba su extradición a Estados Unidos, la que ocurrió el 19 de enero de 2017.

Pese a que la detención en Estados Unidos de Emma Coronel Aispuro ha causado revuelo en México, esa era solo cuestión de tiempo; en el mundo criminal mexicano era un secreto a voces su participación en acciones de narcotráfico. Dentro del Cártel de Sinaloa era conocida su participación, si no de jefa al menos si de sociedad, con el grupo conocido como ‘Los Chapitos’.

De acuerdo a fuentes al interior del Cártel de Sinaloa, Emma Coronel tenía al menos participaciones económicas derivadas del trasiego de drogas del grupo que una vez fue comandado por Joaquín Guzmán Loera, el que –tras la detención de ‘El Chapo’- fue asumido por Aureliano Guzmán Loera, ‘El Guano’.

Lo que sí era desconocido hasta para la autoridad ministerial mexicana, es su participación en el plan de fuga de ‘El Chapo’ del penal de El Altiplano, el que la entonces Procuraduría General de la República (PGR) siempre atribuyó a Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, quienes cuentan con procesos penales pendientes por esos hechos.

Tampoco, hasta ahora, se conocía en México que Emma Coronel hubiese estado planeando la fuga de su esposo de la cárcel de Chihuahua, mientras estaba a la espera de su extradición. Una versión al interior de la PGR, solo refiere que se tuvo conocimiento de un plan para el escape del jefe del Cártel de Sinaloa, pero por ello ni siquiera se integró la debida carpeta de investigación.

La detención de Emma Coronel, además de poner de manifiesto el trabajo que hace el gobierno norteamericano en el combate a los cárteles mexicanos de las drogas, como si fuera en suplencia de la Fiscalía General de la República, también ratifica un fenómeno social que ha ido al alza en México en los últimos años, el del empoderamiento de las mujeres dentro de los cárteles de las drogas y de las células del crimen organizado.

Mujeres al mando

El caso de Emma Coronel no es el primero ni el único de una mujer asumiendo el papel de un hombre en actividades criminales. El caso más reciente lo encarna María Eva Ortiz, quien se mantiene al frente del Cártel de Santa Rosa de Lima, luego que su hijo José Antonio Yépez Ortiz, ‘El Marro’ fuera detenido.

María Eva Ortiz, mejor conocida como ‘Ma Eva’ o ‘La Mamá’, es la que actualmente tiene a su cargo el ilícito negocio de la extracción de combustible de los ductos de Petróleos Mexicanos (PEMEX), además de que controla la actividad de secuestro, extorsión, trata de personas y narcomenudeo en el centro del estado de Guanajuato y parte de los estados de Puebla, Estado de México y Veracruz.

Entre las mujeres que han asumido el control de las actividades delictivas de sus esposos, se encuentra también Clara Elena Laborín Archuleta, ‘La Señora’, esposa de Héctor Beltrán Leyva, ‘El H’, la que asumió el control del cártel a la muerte de su marido. Actualmente los grupos que atienden a la instrucción de Clara Elena Laborín se disputan el control para el trasiego de drogas en Guerrero y Morelos.

‘La Señora’ disputa el control del cártel de Los Beltrán Leyva con su sobrino Alfredo Beltrán Guzmán, ‘El Mochomito’, hijo de Alfredo Beltrán Leyva, ‘El Mochomo’, lo que ha llevado a una cruenta guerra que solo en los últimos cinco años ha dejado por lo menos mil 200 asesinatos de integrantes de esa agrupación criminal.

Otra mujer que asumió el control de una organización delictiva tras la caída de los varones, es Enedina Arellano Félix, ‘La Mami’, la que actualmente es reconocida por la DEA como la jefa del Cártel de Tijuana. Con un muy bajo perfil Enedina Arellano Félix no solo ha podido mantener unido al cártel, sino que se ha logrado expandir, con el negocio del trasiego de drogas, a los estados de Baja California, Baja California Sur y Sonora.

Enedina Arellano ha logrado una alianza con el Cártel Jalisco Nuevo Generación (CJNG), liderado por Nemesio Oseguera, a través de la cual ha declarado la guerra al Cártel de Sinaloa, la fracción que comandan Ismael Zambada García y Rafael Caro Quintero, que los ha llevado a una cruenta disputa por el estado de Nayarit y el norte de Sinaloa.

A la lista de mujeres empoderadas dentro del narcotráfico, también se agrega Sandra Ávila Beltrán, ‘La Reina del Pacífico’, la que al día de hoy mantiene actividades de trasiego de drogas desde Sinaloa hacia Estados Unidos, con el respaldo del Ismael Zambada. Sandra Ávila asumió el control de la célula criminal, luego de la detención de Juan Diego Espinoza Ramírez, ‘El Tigre’, su pareja sentimental.

Otra mujer que también hizo historia al asumir el mando criminal que controlaba su pareja fue Yesenia Pacheco Ramírez, ‘La Güera Loca’, la que fue jefa de sicarios del Cártel del Golfo, hasta que en julio del 2014 fue capturada y decapitada por un comando del cártel de Los Zetas.

Carolina Rueda Martínez, ‘La Pantera’, es otra de las que alcanzaron empoderamiento criminal. Ella se hizo cargo de una célula criminal de Los Zetas, luego que su pareja sentimental, Héctor Hugo Espiricueta, ‘El Comandante Leo’, fue detenido en el estado de Hidalgo heredando la jefatura de plaza en esa entidad. Carolina fue detenida en la ciudad de Pachuca, Hidalgo, el 18 de abril de 2011, bajo la acusación de ordenar la ejecución de 23 hombres que estaban relacionados con el Cártel del Golfo.

Tampoco se puede pasar por alto Elizabeth Garza, ‘La Parkay’, una integrante del Cártel del Golfo, una delincuente que ha desfilado discreta frente a las autoridades mexicanas, pero que a sus 65 años de edad es ubicada por la DEA como una de las 15 criminales más buscadas del mundo y relacionada con operaciones de narcotráfico internacional, secuestro, extorsión y lavado de dinero, también es responsable en por lo menos 12 homicidios registrados en el estado de Texas y Tamaulipas.

A Rendir Cuentas

Tras la detención de Emma Coronel, de 31 años de edad y de doble nacionalidad mexicana-estadunidense, el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció que será presentada este martes ante un tribunal federal del Distrito de Columbia en donde se le leerán los cargos, esto a través de una videoconferencia.

Hasta donde se sabe, Emma Coronel está acusada en una denuncia penal de un cargo de conspiración para distribuir un kilo o más de heroína, cinco kilogramos o más de cocaína, una tonelada o más de marihuana y 500 gramos o más de metanfetaminas, que procedían de Sinaloa y tenían como destino la venta al menudeo en Estados Unidos.

El Secretario de Justicia Auxiliar Interino, Nicholas L. McQuaid, de la División de lo Penal del Departamento de Justicia, y el Subdirector a cargo, Steven D’Antuono, de la Oficina de Campo en Washington del FBI, anunciaron que será La Oficina de Campo en Washington del FBI y no la DEA la que estará a cargo del proceso.

De esta forma el gobierno norteamericano se blinda de la posibilidad de un conflicto diplomático con México, el que pudiera interceder por la detenida, como ya ocurrió con el caso del General Salvador Cienfuegos Zepeda, quien tras ser procesado penalmente por narcotráfico en Estados Unidos fue devuelto a México por presiones diplomáticas.

Por Jesús Lemus

Fuente de origen: LA Times
Facebook Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.