¿Por qué llegaron los cascos blancos a Idlib con cámaras avanzadas?

¿Le podría surgir a uno la interrogante sobre el porqué de la llegada de los llamados “cascos blancos” con avanzadas cámaras en las diversas áreas de Siria?

A medida que las fuerzas del Ejército de Siria y de sus aliados van destruyendo a los pocos remanentes de grupos terroristas que aún permanecen en algún rincón del país árabe, se vuelve a repetir la misma cantinela de siempre sobre el llamado uso de armas químicas por parte de las tropas gubernamentales contra el pueblo sirio.

Este escenario, prescrito con antelación detrás de las bambalinas de algunos países de Occidente, se reparte en tres actos. En la primera parte de esta obra teatral se reporta un ataque químico en las zonas controladas por los grupos extremistas, luego se difunde una serie de vídeos y fotografías de los “heroicos” llamados “cascos blancos” que tratan de curar a los menores y mujeres de sus lesiones sufridas a consecuencia de quemaduras químicas y, finalmente en el último acto, EE.UU. y sus aliados inician un ataque con misiles sobre posiciones del Ejército sirio para romper el asedio impuesto por las fuerzas de Damasco contra las bandas terroristas.

Entre tanto, la Administración estadounidense de Joe Biden parece estar más proclive en comparación en tiempos de su predecesora, la de Donald Trump, a mostrar imágenes de estos “héroes” de “cascos blancos” en plena acción.

De hecho, se han observado movimientos sospechosos de “cascos blancos” en los últimos días en Idlib, provincia situada en el noroeste de Siria, lo que conlleva a pensar en la posibilidad de que el mencionado grupo esté sentando las bases para un nuevo ataque estadounidense y sus socios contra las posiciones del Ejército sirio para liberar, una vez más, a los grupos extremistas de su bloqueo de movimiento en esta región.

El almirante Vyacheslav Sitnik, director adjunto del Centro ruso para la Reconciliación de las Partes en el conflicto sirio, en línea con lo anterior, llegó a alertar: “según los informes, los grupos armados ilegales se están preparando para obrar un escenario de ‘falso positivo’ para incriminar a las fuerzas sirias de una serie de ataques aéreos en la zona de desescalada en Idlib, no sin antes de que los casos blancos equipados con cámara avanzadas hayan adentrado en esta área en concreto para escenificar alguna imagen conmovedora”.

La organización “cascos blancos”, que más tarde adoptó el nombre de Defensa Civil Siria, fue creada entre finales de 2012 y principios de 2013 por James Le Mesurier, un exoficial del Ejército británico, y actúa en los territorios controlados por las bandas armadas, sobre todo del Frente Al-Nusra (autodenominado Frente Fath Al-Sham), vinculado con el grupo terrorista Al-Qaeda.

Entre los principales cometidos de estos supuestos “auxiliares sanitarios” en el campo sirio es de estar fingiendo socorrer delante de las cámaras a los menores que se encuentran bajo los escombros y que han estado expuestos a un ataque químico supuestamente perpetrado por las tropas gubernamentales.

Tanto Damasco como Moscú han presentado varias pruebas sobre la cooperación entre los terroristas y los “cascos blancos” para organizar ataques químicos con el fin de incriminar al Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, y justificar así la intervención extranjera en el país levantino.

Para Rusia y Siria, la referida organización también es una especie de “maniobra de relaciones públicas” de EE.UU., el Reino Unido y Francia a fin de poder convencer a la opinión pública, partiendo de ese conjunto de pruebas de “falsos positivos”, sus siempre ilegales ataques sobre las posesiones del Ejército sirio en Idlib, o en otras zonas, cuyo objetivo final es “socorrer” a los mismos grupos extremistas que reciben el respaldo económico, logístico y militar de estos mismos países occidentales.

Fuente de origen: HispanTV
Facebook Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.