Más de un centenar de estudiantes detenidos en Estambul por fuertes protestas

Las imágenes publicadas por la agencia de prensa, muestran a estudiantes y policías empujándose durante un acalorado enfrentamiento en la Universidad de Bogazici, en Estambul.

La Policía turca aplastó este lunes las protestas que llevan sucediéndose desde hace un mes en contra del nuevo rector de la Universidad del Bósforo, la más prestigiosa de Estambul y Turquía, dejand un saldo de al menos 159 estudiantes detenidos, acusados de participar en una manifestación ilegal.

Tras declarar en comisaría, 108 fueron liberados este martes. Los demás siguen bajo custodia policial.

La operación se inició el lunes por la tarde ante las puertas del recinto universitario, donde se desplegaron varios camiones con agentes antidisturbios. Otros, cargados con fusiles, esperaban en los techos de los edificios colindantes.

Pero los estudiantes llegaron y protestaron, como cada día junto con sus profesores: nadie en la Universidad del Bósforo acepta al rector, Melih Bulu, que en contra de lo que marcan las normas universitarias no fue elegido por los académicos del centro, sino que fue nombrado directamente por el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. Contra Bulu, además, pesan muchas acusaciones de plagio.

Las imágenes publicadas por la agencia de prensa, muestran a estudiantes y policías empujándose durante un acalorado enfrentamiento en la Universidad de Bogazici, en Estambul.

Los agentes utilizaron escudos antidisturbios para contener a la multitud, y se vio a uno lanzando puñetazos a un manifestante.

En medio de gritos y riñas aisladas, se filmó a varios manifestantes detenidos y escoltados a camionetas de la policía. Un clip muestra a una anciana suplicando a la policía mientras realizaban arrestos.

Contra la diversidad sexual  LGTBI

Las manifestaciones empezaron a finales de diciembre tras la designación del nuevo rector, pero el Gobierno turco hizo ver que no pasaba nada. De la Universidad del Bósforo han salido muchos de sus cuadros, entre ellos el ministro de Exteriores.

Todo cambió la semana pasada: un grupo de estudiantes exhibió en las protestas una pancarta con la bandera de defensa de los derechos LGBTI y la Meca y los sectores más conservadores de Turquía estallaron. Dos jóvenes fueron detenidos por portar la pancarta e «insultar al sentimiento religioso». El ministro del Interior turco llamó a los homosexuales «degenerados».

La situación se volvió más volátil después de que los manifestantes colgaran una obra de arte cerca de la oficina del nuevo rector que representaba la Kaaba, en La Meca, un lugar sagrado islámico, y fotos de la bandera del arco iris LGBTI.

El sábado, cuatro estudiantes fueron arrestados y acusados de “incitar al odio” por exhibir la imagen.

Los disturbios en curso llevaron a Erdogan a hablar en contra de los activistas. En un discurso en video transmitido el lunes, dijo a los partidarios del Partido AK que el movimiento político conservador «llevaría a nuestros jóvenes al futuro, no como la juventud LGBT, sino como la juventud que existió en el glorioso pasado de nuestra nación».

Fuente de origen: Al Mayadeen
Facebook Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.