video

Hadwa: «Mahmud Abbas es un traidor»

El analista palestino-chileno Nicola Hadwa Shahwan, habló de su historia, su vida en Chile y su paso por la Selección Palestina de Fútbol. También abordó la actualidad del conflicto en Palestina, la legitimidad de la Autoridad Palestina, y el apartheid en la distribución de la vacuna para el Covid-19.

Una entrevista imperdible para #DataUrgente con Sebastián Salgado

Nacido en Beit Jala, Palestina, Nicola Hadwa Shahwan pertenece a la primera generación de expulsados de aquel país. Al año de haber nacido, sus padres llegaron al Líbano en calidad de refugiados y, gracias a las gestiones de la comunidad internacional para distribuir a los refugiados, la familia se radicó en Chile, cuando comenzaba a conformarse la más grande colectividad palestina en el mundo.

“El imperial-sionismo dividió a los palestinos en pequeños grupos y en distintos países del mundo, casi al azar, y los distribuían. Entonces esperaban que los palestinos no tuvieran nunca más la capacidad de organizarse ni tampoco de retornar a su patria. Ese era el objetivo, dividirlos, y que Estados Unidos los obligaba a aceptar a los refugiados”.

Sus padres “nunca pensaron que iba a ser para siempre, nunca se imaginaron que la ocupación y la expulsión era eterna”. Aún así, Hadwa creció en Chile y vivió una vida normal, jugó y estudió para técnico de fútbol profesional, “y cuando ya obtuve el título dirigí algunos equipos en tercera y segunda división”, uno de los cuales pudo llegar a primera división.

Cuando fue convocado por la Embajada de Palestina, para armar la selección que tenían en formación, el técnico abandonó “de inmediato” el equipo que entrenaba en Latinoamérica y se mudó a Gaza “a formar la Selección de Fútbol de Palestina”. Para eso convocó jugadores de raíces palestinas de todo el mundo.

Al ser consultado sobre su trabajo en un contexto de asedio, afirmó que “es bastante brutal”. “El crimen es el pan de cada día en Gaza. Mientras entrenaba pasaban los helicópteros sionistas, y era evidente que era un estadio con jugadores de fútbol y ametrallaban. Ellos mataron a siete jugadores de la Selección Palestina y a varios hinchas que estaban en las gradas por las balas perdidas. Nosotros protestamos a la FIFA y obviamente, como muchos organismos internacionales controlados por el imperial-sionismo, no hicieron absolutamente nada”.

El analista habló también de la Autoridad Nacional Palestina, a quienes la comunidad internacional – Israel, Estados Unidos y la Unión Europea – les pidieron una “elección democrática para tener un interlocutor válido”.

“Hicieron la elección y arrasó HAMAS con el 76% de los votos, y resultó que EEUU, Europa e Israel desconocen la elección, invaden el territorio, capturan a los diputados y los meten presos hasta el día de hoy. Entonces el primer ministro que habían exigido los europeos, Arabia Saudita y todos los traidores más Estados Unidos, fue justamente Mahmud Abbas, que era conocido en Israel, y era catalogado de traidor. Yo creo que es un traidor y ha sido nefasto y administra la ocupación”.

El gobierno palestino protesta ante el mundo por la normalización de relaciones de distintos países de Medio Oriente con Israel, mientras ellos mismos están generando los lazos con los ocupantes haciendo acuerdos de seguridad. “En Palestina la prensa no es libre, es perseguida; los estudiantes que no sean partidarios de la Autoridad Palestina son expulsados de las universidades; las organizaciones sindicales son reprimidas si no son partidarias de la Autoridad Palestina; la Autoridad Nacional Palestina es administradora de la ocupación” subrayó Hadwa. Y acusó que los negociados de este gobierno con el sionismo son para “generar una burguesía palestina a la cual entregarle un bankustan”, es decir, un territorio limitado.

“Joe Biden, Donald Trump, Obama, son miembros del imperialismo, gobernado por el complejo militar industrial y las trasnacionales de la compra y venta de la energía, de la banca, del capital usurario a nivel internacional. Si quisieran ir en contra de los intereses del imperialismo lo matan o le encuentran algo y lo encarcelan. Cualquiera puede cambiar la forma pero no el fondo, el fondo es el mismo. El imperialismo va a seguir siendo brutal, va a seguir siendo una fuerza criminal, usurpadores, explotadora, agresora a los países del tercer mundo, no se va a poner ni se va a convertir en un sacerdote franciscano de un día para otro, ellos son criminales por esencia y forma, han sostenido un nivel de vida para el pueblo norteamericano en base a la explotación del tercer mundo” reflexionó.

 

 

 

Facebook Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.