video

Trump mantiene el botón de la bomba atómica

El analista Sebastián Salgado diálogo con Diego Colombres por Radio Del Plata, dónde analizaron la reciente insurrección que vivió en el Capitolio de Estados Unidos.

Los violentos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad tuvieron como consecuencia cinco muertes, entre la represión policial y los accidentes con armas de los propios manifestantes. Para Salgado, esto “representa una serie de acciones políticas que se vienen manifestando de diferentes maneras en lo que fue toda la presidencia de Trump”, quien desde que sucedieron las elecciones no había reconocido su derrota.

Lo interesante para él era poner a prueba a sus seguidores hasta donde estaban dispuestos a hacer que esas elecciones no fueran reconocidas por lo menos por una parte importante de la población, porque hay que reconocer que los seguidores de Trump siguen siendo muchos”

Las cuestiones ideológicas son centrales y anteceden a la figura de Trump: “Cuando vemos ondeando la bandera confederada, los racistas que tuvieron una postura en contra de la abolición de la esclavitud en el momento que se daba la guerra de la secesión en Estados Unidos, evidentemente hace ver que Trump va a salir del gobierno y el trumpismo va a seguir muy vivo” remarcó el analista.

Ni siquiera el núcleo duro del Partido Republicano se mantiene al lado de Trump. Hay que recordar que fue un outsider, que viene desde fuera de la política, un empresario, y que no se preocupó demasiado por implosionar al Partido Republicano, no respetó ciertos códigos internos. Por eso tuvo más de seis renuncias esta semana en su gabinete. Los republicanos no van a salir a defenderlo tan fácilmente en caso de un juicio político”.

En cuanto al presidente electo Joe Biden, por su edad y por algunos indicios de gente cercana “que hablan de un grado cuatro de una enfermedad parecida al Alzheimer, que en su propia campaña el confundió el nombre de su hijo muerto con el de su nieta» es una figura debilitada. “Hay muchas señales que hablan de debilidad por lo menos en el plano físico” remarcó Salgado. Sin embargo, el Partido Demócrata obtuvo una mayoría simple en el Senado y en la Cámara de Representantes, por tanto “prácticamente no van a tener oposición en los proyectos políticos que los demócratas van a llegar adelante”.

“El juicio político que se le viene ahora (a Donald Trump) es inminente. Hemos visto que Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes del Partido Demócrata pidió el juicio político para pasado mañana”, algo que ya se había intentado durante la campaña electoral para debilitarlo. En este caso, las negociaciones de Pelosi con otros representante tiene que ver con los atributos presidenciales que aún conservará hasta el 20 de enero el presidente saliente. 

Trump sigue teniendo el botón rojo de una bomba atómica: el presidente de Estados Unidos tiene una serie de códigos que se la dan cando entra y mientras ejerce su función política y sin autorización del Congreso ni de la Cámara de Representantes, puede aplicar un ataque nuclear sobre un país en tanto y en cuanto lo considere una amenaza”. 

Escuchá la columna completa:

 

Facebook Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.