Los palestinos condenan acuerdo de normalización entre el régimen de Bahrein e “Israel”

Los palestinos han condenado rotundamente el acuerdo recientemente anunciado sobre la normalización de los lazos entre “Israel” y Bahrein, diciendo que es otra “puñalada en la espalda” de Palestina por parte de otro régimen árabe después de que el régimen israelí llegara a un acuerdo similar con los Emiratos Árabes Unidos (EAU) el mes pasado.

El viernes, el presidente de EEUU, Donald Trump, tuiteó que el pequeño estado del Golfo Pérsico de Bahrein había acordado unirse a los Emiratos Árabes Unidos para lograr lo que llamó un “acuerdo de paz” para normalizar las relaciones con Tel Aviv, y elogió el acuerdo como otro “avance HISTÓRICO”. Trump intenta sacar rédito electorales a estos servicios que le proporcionan los regímenes árabes del Golfo Pérsico.

La Casa Blanca dijo que Trump tuiteó la noticia después de hablar por teléfono con el rey de Bahrein, Hamad bin Isa Al Jalifah, y el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu.

El presidente estadounidense también adjuntó a un tuit separado una declaración conjunta, en la que dijo que los tres habían acordado y expresado su compromiso con “el establecimiento de relaciones diplomáticas plenas entre “Israel” y el Reino de Bahrein”.

El 13 de agosto, los Emiratos Árabes Unidos e “Israel” anunciaron un acuerdo negociado por EEUU que sentó las bases para la normalización total de sus relaciones. El acuerdo se encontró con una condena uniforme de todas las facciones palestinas, que lo calificaron de puñalada en la espalda a los palestinos y una pura traición a su causa.

Más tarde el viernes, la Autoridad Palestina (AP), con sede en Cisjordania y encabezada por el presidente Mahmud Abbas, denunció enérgicamente el acuerdo entre “Israel” y Bahrein.

En una declaración, difundida por la agencia de noticias oficial Wafa de Palestina, la Autoridad Palestina rechazó enérgicamente el acuerdo entre Israel y Bahrein y lo criticó como un “intento de legitimar los horribles crímenes de la ocupación israelí contra el pueblo palestino”.

También enfatizó que considera “este paso como extremadamente peligroso, ya que destruye la Iniciativa de Paz Árabe, las resoluciones de las cumbres árabes e islámicas y la legitimidad internacional”.

El liderazgo palestino también instó enérgicamente a Manamá a que rompa inmediatamente el acuerdo con el régimen ocupante, ya que “daña gravemente los derechos nacionales inalienables del pueblo palestino y la acción árabe conjunta”.

La Autoridad Palestina señala que la paz y la estabilidad en la región solo se lograrán poniendo fin a la ocupación israelí de todas las tierras palestinas y árabes.

Por otra parte, Ahmad Maydalani, el ministro de asuntos sociales de la Autoridad Palestina, criticó el acuerdo como “una puñalada en la espalda de la causa palestina y el pueblo palestino”.

El viernes por la noche, el ministro de Relaciones Exteriores de Palestina, Riyad al Malki, anunció que Palestina ha decidido convocar inmediatamente a su embajador en Bahrein para celebrar consultas sobre los pasos necesarios en respuesta al acuerdo entre “Israel” y Bahrein.

Abbas ya ha enfatizado que no se logrará la paz en la región si se pasa por alto a los árabes palestinos en favor de la normalización de los lazos entre los estados árabes y el régimen israelí.

Además, el viernes, Hanan Ashrawi, miembro del Comité Ejecutivo de la Organización de Liberación de Palestina (OLP), denunció el acuerdo en un comunicado emitido por la agencia de noticias Wafa.

“La administración de EEUU ha utilizado todo su poder político y económico para extorsionar, presionar e intimidar a los estados árabes y otros para normalizar la colonización israelí y pisotear los principios fundamentales del derecho internacional, incluido el respaldo tácito al crimen de guerra de la anexión”, dijo.

Ashrawi también destacó que el camino hacia la paz real debe basarse en  la adhesión al derecho internacional.

El viernes por separado, el movimiento de resistencia palestino de Hamas, que tiene su sede en la sitiada Franja de Gaza, también denunció el acuerdo entre Israel y Bahrein en un comunicado, diciendo que el acuerdo era una “agresión” que causaba un “perjuicio grave” a la causa palestina.

El portavoz de Hamas, Hazem Qassem, dijo que “esto significa que Bahrein se une como socio al “acuerdo del siglo”, que es un ataque al pueblo palestino”.

Fuente de origen: Spanish Almanar

Facebook Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.