“Opción militar contra EEUU en Irak sigue sobre la mesa”

Los iraquíes no se han vengado de EE.UU. por el asesinato de su comandante, pero si así lo deciden, todos se unirán para golpear sus bases, dice un líder chií.

EE.UU. asesinó la madrugada del 3 de enero al que fuera el comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, junto al subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis en suelo iraquí.

Qais al-Jazali, líder del grupo Asaib Ahl al-Haq, recordó en una entrevista concedida el sábado al portal libanés Al-Ahd, que los iraquíes iban a dar respuesta al asesinato de su comandante dentro de 48 horas, pero, la pospusieron a petición de Irán, que deseaba ser el primero en vengarse por su teniente general.

Cinco días después, el CGRI lanzó varios misiles contra dos bases estadounidenses en el país árabe, entre ellas, la estratégica instalación militar Ain Al-Asad.  El ataque, según Teherán, vengó solo el ataque de EE.UU. contra el vehículo de Soleimani y no su muerte.

Irak, de acuerdo con Al-Jazali, fijó entonces el pasado 10 de enero, para atacar las posiciones estadounidenses en su territorio, sin embargo, la respuesta militar fue pospuesta otra vez por el desarrollo del diálogo a nivel nacional.

Pese a todo eso, “la opción militar contra la presencia estadounidense en Irak está sobre la mesa y la respuesta no será dada únicamente por los grupos chiíes, sino las fuerzas suníes también se unirán a la venganza” por el asesinato de Al-Muhandis, afirmó.

 

El líder de Asaib Ahl al-Haq, grupo que forma parte de Al-Hashad Al-Shabi, que, a su vez, compone las Fuerzas Armadas del país árabe, hizo notar que el asesinato de los comandantes iraní e iraquí por orden directa del presidente de EE.UU., Donald Trump, fue “un error estratégico” de Washington que allanó el camino para el fin de la presencia estadounidense en Irak.

Al-Jazali recordó que dos días después del asesinato de los comandantes, el Parlamento iraquí aprobó una resolución, pidiendo a Bagdad cancelar la solicitud de asistencia de EE.UU. y poner fin a la presencia de sus fuerzas en el marco de la llamada coalición anti-EIIL (Daesh, en árabe) o en cualquier otro contexto.

Al respecto, el alto líder iraquí condicionó apoyar al futuro Gobierno de Muhamad Tawfiq Alawi para la implementación de la resolución del Parlamento que exige el fin de la ocupación de Irak por las fuerzas extranjeras.

Fuente de origen: HispanTV

Facebook Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.