Venganza iraní será liberación de Al-Quds y expulsión de EEUU

La expulsión de EE.UU. de la región y la liberación de Al-Quds (Jerusalén) serán la “verdadera venganza” por el asesinato de Soleimani, dice un alto militar iraní.

La verdadera venganza por la sangre de los mártires será la expulsión de todas las fuerzas estadounidenses de la región, así como la liberación de (la ocupada ciudad palestina de) Al-Quds” del régimen de Israel, afirmó el martes el portavoz del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general Ramezan Sharif.

El alto mando castrense realizó estas declaraciones en una entrevista concedida a la cadena de televisión por satélite yemení Al Masirah, donde comentó el asesinato, el 3 de enero, del comandante de la Fuerza Quds del CGRI, el teniente general Qasem Soleimani, en un ataque estadounidense con drones en Bagdad, capital iraquí.

Junto al general de alto rango persa, cayó mártir el subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, y varios militares iraquíes e iraníes. Estas fuerzas populares desempeñaron un importante rol en la derrota territorial del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) durante los últimos años.

 

El vocero del CGRI detalló la lucha emprendida por el general Soleimani en contra de las bandas extremistas en la zona, así como sus esfuerzos por poner fin a la ocupación israelí de la ciudad santa de Al-Quds. “El objetivo del mártir Soleimani era la liberación de Al-Quds y el Cuerpo de Guardianes seguirá su camino hasta conseguir el objetivo”, destacó Sharif.

En esta misma línea, el jefe adjunto del CGRI, el general de brigada Ali Fadavi, también entrevistado por el mismo medio yemení, alabó el progreso y el reforzamiento del eje de la Resistencia en la región del oeste de Asia.

“El frente de la Resistencia se ha potenciado y aumentado su alcance geográfico”, resaltó el general Fadavi.

En represalia por el asesinato de Soleimani, el CGRI lanzó el pasado miércoles varios misiles contra dos importantes sitios militares en poder de EE.UU. en Irak: la base de Ain Al-Asad en la provincia de Al-Anbar y otra en Erbil, capital del Kurdistán iraquí.

Sin embargo, las autoridades iraníes han recalcado que el ataque con misiles era nada más una “bofetada” en la cara a EE.UU. y que la verdadera venganza será la expulsión de militares norteamericanos de la región.

Fuente de origen: HispanTV

Facebook Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.