El primer ministro Netanyahu ¿prepara una guerra contra Irán para salvarse de la cárcel?

Por Alfredo Jalife-Rahme

El primer ministro Netanyahu –el más longevo en la historia moderna de Israel y el máximo destructor del mundo árabe (participando en cambios de régimen de Irak, Siria, Libia, Yemen, Líbano, etcétera)– fue acusado por el procurador Avichai Mendelblit después de tres años de investigación –lo que indica el timing político del Deep State militar– por tres incandescentes e indecentes asuntos: los casos 1,000, 2,000 y 4,000, quedando pendiente el 3,000 (https://bit.ly/2OPXonV).

En el caso 1,000, el presunto felón Netanyahu recibió regalos del empresario de Hollywood (bastión del sionismo global) Arnon Milchan –binacional israelí-estadunidense, operador del espionaje israelí cuando contribuyó al programa nuclear (¡mega-sic!) de Israel (https://bit.ly/2OQ0JU5)– a cambio de favores políticos. Los cargos aquí son por fraude y abuso de confianza.

El caso 2,000: también fraude y abuso de confianza de Netanyahu con Arnon Mozes –editorialista de Yedioth Ahronoth, el periódico de mayor circulación–, con quid pro quo de cobertura favorable por una legislación que dañe a su principal competidor Israel Hayom del casinero Sheldon Adelson, donador de fondos de Trump y el Partido Republicano. ¡Vaya canibalismo político: Netanyahu no respeta ni a sus aliados!

Y el caso 4,000, el más grave, cuando el multiusos y presunto delincuente Netanyahu, siendo ministro de Comunicaciones, benefició al binacional polaco-israelí Shaul Elovitch –mandamás de la principal empresa de telecomunicaciones Bezeq y del portal de Internet Walla News –quien ganó 500 (sic) millones de dólares a cambio de una cobertura política favorable.

Elovitch es acusado por soborno, obstrucción de justicia, lavado de dinero, etcétera.

El delirio megalomaniaco del presunto criminal Netanyahu lo llevó a calificar a la justicia de Israel y a su procurador como incitadores de un golpe de Estado jurídico, lo cual ha excitado a sus zelotes quienes han salido a protestar.

Comenta Noa Landau que como Sansón en la Biblia, el primer ministro persuadió a sus partidarios de que el sistema entero (sic) está contaminado (sic) por la corrupción y el sesgo político (https://bit.ly/2QPjslf). ¡Uf!

Yossi Verter prevé que Netanyahu no se irá quieto y optará por las antorchas encendidas esperando que las masas (sic) sigan su liderazgo (https://bit.ly/35FpmcW).

Yossi Verter refiere que la vivencia de Netanyahu pertenece al mundo de la zoología: es un pato cojo (Nota: un cesante) convirtiéndose en un caballo muerto por la vía rápida, pero que todo el camino luchará como un león herido.

Netanyahu y sus zelotes juzgan que las acusaciones penales forman parte de una teoría de la conspiración del mundo del crimen: terminajos que tanto usaron y fastidiaron que ahora se les revierten.

La fronda alcanzó las entrañas del Likud, donde Gideon S’ar desecha las jeremiadas del encajonado primer ministro y exhorta a su renuncia después de haber fracasado dos veces en conformar un gobierno, después de dos elecciones que dieron un empate con el general Benny Gantz, del Partido Azul y Blanco, y donde ha emergido como fiel de la balanza el ex guarura de cabarets Avigdor Lieberman, del partido filo-ruso Israel Beitenu (https://bit.ly/2KTqVf1).

La mayoría de los ministros y legisladores de Likud estuvieron ausentes de la manifestación de apoyo a Netanyahu donde fustigaron de corruptos (sic) a la policía y al fiscal.

Moon of Alabama comenta que el atribulado Netanyahu puede empezar una gran guerra para impedir su remoción. Líbano, Siria e Irán deben estar alertas (https://bit.ly/2QUM78C).

Según Amos Harel, la visita a Israel del jefe de las Fuerzas Armadas Conjuntas de EU, general Mark Milley, es para diluir el vino bélico de Netanyahu contra Irán cuando Trump, de cara a su etérea relección, no desea una guerra en la región.

El connotado investigador Finian Cunningham detalla con lujo que la carta de Netanyhau para evitar la cárcel, donde le esperan 13 años de condena, es una guerra con Irán (https://bit.ly/2XNKOcQ).

Nada nuevo: fuga hacia delante extraída del manual de Maquiavelo.

Fuente de origen: La Jornada

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.