El eje del terrorismo económico apoya disturbios en Irán

Los patrocinadores occidentales del terrorismo económico contra Irán también se presentan descaradamente como patrocinadores de los derechos de los iraníes.

La aprobación de aumentos en los precios de la gasolina y medidas de racionamiento el pasado 14 de noviembre, desató protestas en distintas ciudades iraníes. No obstante, grupos de alborotadores se infiltraron en las manifestaciones pacíficas y, aprovechando la coyuntura, atacaron infraestructuras y propiedades públicas con el objetivo de alterar el orden público en Irán y poner en peligro la seguridad nacional.

EE.UU. y sus aliados que están, como siempre, a la caza de semejantes “oportunidades” no demoraron en expresar su pleno apoyo a los alborotadores y la situación caótica que han generado en el país. Dos días tras el anuncio, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, expresó claramente su apoyo a los disturbios, que han derivado en actos de sabotaje.

El apoyo expresado desde Washington, no obstante, hizo que los críticos subrayaran más que nunca la culpabilidad de la Casa Blanca por la crisis económica en que se encuentra el país persa, según publicó el martes el portal británico de noticias The Independent.

Para los críticos, el mensaje de apoyo de la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, “no es auténtico”, mientras “las sanciones” impuestas por EE.UU. contra Irán son “parcialmente responsables de la crisis económica” que sufre la nación.

LEER MÁS: Irán condena injerencias de EEUU y su apoyo a los alborotadores

LEER MÁS: EEUU apoya a alborotadores mientras aplica duras sanciones a Irán

Human Rights Watch (nombre en inglés del Observatorio de Derechos Humanos), a su vez, ha advertido de “las consecuencias negativas de las sanciones económicas de EE.UU. sobre la vida de los civiles iraníes”.

La directora de HRW para Oriente Medio y Norte de África, Sarah Leah Whitson, indicó al medio británico que si Pompeo desea “verdaderamente” ayudar a la nación iraní, puede avanzar hacia el levantamiento de su castigo colectivo impuesto en su contra a través de sanciones que están estrangulando su bienestar y economía.

“Lo último que necesitarían los iraníes que es el Departamento de Estado estadounidense mine sus protestas a través de la manipulación de sus reivindicaciones sociales en las políticas”, denunció Whitson.

La doble moral de la Administración Trump también ha provocado críticas entre los políticos estadounidenses. Un alto funcionario demócrata indicó a The Independent que Trump y Pompeo “solo apoyan a los Gobiernos autoritarios y dictadores, a los que consideran los aliados de EE.UU. Nadie cree seriamente que a ellos les importan los derechos de los iraníes”, matizó el informante, citado en anonimato por el medio.

 

Al respecto, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, tildó el lunes de “hipocresía” que EE.UU. ofrezca apoyo al pueblo iraní mientras sus sanciones impiden a la nación persa acceder a productos básicos, entre ellos alimentos y medicamentos.

A esa postura estadounidense se suman las expresadas ya por otros países occidentales, como Francia y Alemania, que respaldan a los alborotadores y reciben con beneplácito el caos en Irán.

El apoyo del Occidente, con EE.UU. a la cabeza, a los disturbios y a “los derechos de la nación iraní” se produce mientras cada uno de estos países ha jugado y juega un papel transcendental en la implementación del “terrorismo económico” para complicar aún más la situación económica de los iraníes.

Los países europeos, socios del acuerdo nuclear alcanzado en 2015 por Irán y el Grupo 5+1 (entonces integrado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) no han hecho nada para que Irán goce de los beneficios previstos en el aludido pacto, tras la salida unilateral de Washington del mismo y la reimposición de brutales sanciones económicas en su contra.

Fuente de origen: HispanTV

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.