Las tropas de EE.UU. destruyen su propia base mientras huyen del noreste de Siria

La semana pasada, Washington y Ankara alcanzaron un acuerdo que establece una zona de seguridad de más de 444 kilómetros a lo largo de la frontera turco-siria.

Una base abandonada de EE.UU. en las inmediaciones de Manbij, Siria, 19 de octubre de 2019. Mijaíl Alaeddin / Sputnik

Durante su retirada del noreste de Siria, las tropas estadounidenses dejaron inservible su base de Al Kulaid, situada cerca de la ciudad de Tell Tamer, informó la agencia siria SANA.

Entre las instalaciones destruidas figura una pista de aterrizaje que era capaz de aceptar grandes aviones de transporte militar y helicópteros.

Anteriormente, se divulgaron fotografías de otra base estadounidense abandonada en las inmediaciones de la localidad de Manbij, en la provincia de Alepo, desde la que las tropas patrullaban las regiones del norte de Siria y coordinaban acciones de los aviones de combate desde la vanguardia.

Una base abandonada de EE.UU. en las inmediaciones de Manbij, Siria, 19 de octubre de 2019. / Mijaíl Alaeddin / Sputnik

De acuerdo con las imágenes, las tropas estadounidenses habrían hecho lo posible para destruir todo lo que no pudieron llevarse de la base. En el complejo abandonado en la aldea de Dadat fueron encontrados restos de documentación de servicio y un servidor completo con discos duros.

Equipo destruido en una base de EEUU abandonada en las inmediaciones de Manjib, 19 de octubre de 2019 / Mijail Alaeddin / Sputnik
Réplica de la histórica bandera «Ven y tómalo», hallada en la base abandonada cerca de Manbij, 19 de octubre de 2019. Esa bandera es símbolo de la Revolución texana (1835-1836), tras la cual Texas se separó de México para convertirse en parte de EE.UU. / Mijaíl Alaeddin / Sputnik

Pacto turco-estadounidense

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, detalló que el acuerdo alcanzado el pasado jueves con la delegación estadounidense encabezada por el vicepresidente Mike Pence consta de 13 puntos y establece una zona de seguridad de más de 444 kilómetros a lo largo de la frontera con Siria.

Tras cerrarse el pacto, Pence declaró que la parte turca detendría su operación ‘Fuente de paz’ contra las fuerzas kurdas —a las que Ankara considera terroristas— durante 120 horas y que las milicias kurdo-sirias se retirarían de una franja de 32 kilómetros de ancho en la frontera de Turquía con la nación árabe.

El pasado sábado, Erdogan amenazó con «aplastar las cabezas» de los kurdos que combaten en el noroeste de Siria si no se retiran durante las 120 horas acordadas de alto el fuego.

Fuente de origen: RT

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.