EEUU se jacta de ofrecer soborno a capitán de buque con crudo iraní

EE.UU. afirma la validez del informe que señaló un soborno millonario ofrecido al capitán de un barco con crudo iraní para apoderarse del petrolero.

En un informe, el diario estadounidense Financial Times destacó el miércoles que el coordinador del Departamento de Estado estadounidense para los asuntos de Irán, Brian Hook, ofreció un soborno de varios millones de dólares a Akhilesh Kumar, capitán del buque cisterna Adrian Darya 1 (anteriormente Grace 1) en un intento de Washington de apoderarse del barco cargado con el crudo persa.

“Hemos visto el artículo del Financial Times y podemos confirmar que los detalles son precisos”, puso de relieve una portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., citada el jueves por los medios.

En este sentido, la vocera norteamericana reconoció además que han contactado a varios capitanes y compañías navieras advirtiendo sobre las consecuencias de proveer o dar apoyo al Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), que considera una “organización terrorista”.

LEER MÁS: “Medida de EE.UU. contra CGRI de Irán provocaría su autodestrucción”

En reacción a la revelación periodística, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, denunció que la Administración del presidente Donald Trump haya recurrido a amenazas y embargos para lograr sus objetivos.

 

“Después de fracasar en sus acciones de piratería, EE.UU. recurre al chantaje absoluto: entréguenos el petróleo de Irán y reciba varios millones de dólares o su persona será objeto de sanciones”, precisó Zarif.

El canciller recordó que el mismo capitán fue sancionado poco después de que rechazara la oferta de encontrarse en una reunión con el inquilino de la Casa Blanca.

El superpetrolero, cargado con crudo iraní, fue detenido el pasado 4 de julio por la Marina Real británica en las aguas españolas del estrecho de Gibraltar, bajo el pretexto de que violaba las sanciones de la Unión Europea (UE) al transportar crudo a Siria, una afirmación rechazada por Teherán.

A pesar de las constantes presiones de EE.UU. para que siguiera retenido el buque, el Tribunal Supremo de Gibraltar ordenó el 15 de agosto levantar la orden de detención de Adrian Darya 1, al no encontrar pruebas de que se dirigía a Siria.

Entre tanto, Washington que no desiste de sus presiones, incluyó el pasado viernes en su lista negra al superpetrolero que transporta unos 2,1 millones de barriles de petróleo iraní.

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.